Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Varapalo del Tribunal Superior a Galicia Bilingüe

La asociación reclamaba el derecho a recibir la primera enseñanza en la lengua materna

Manifestación de Galicia Bilingüe en 2009
Manifestación de Galicia Bilingüe en 2009

Galicia Bilingüe prepara ya el recurso que esta misma semana presentará ante el Tribunal Supremo, según explicó ayer su presidenta, Gloria Lago, ante el varapalo que recibió ayer la organización por parte del Superior. En Galicia Bilingüe ya se preveía este desenlace, después de que el máximo órgano judicial de la comunidad tumbase parte del llamado decreto del plurilingüismo de Feijóo y diese la razón a diversas entidades de defensa del gallego.

Esta nueva sentencia del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia falla contra la demanda de Galicia Bilingüe que pretendía ir más allá que el Ejecutivo gallego en reducir la obligatoriedad y presencia del idioma vernáculo en las aulas. Este colectivo que protagonizó una gran manifestación en defensa del castellano en la campaña electoral de 2009 reclamaba, entre otras cuestiones, el derecho a recibir las asignaturas en la lengua materna de cada alumno y la supresión de las restricciones sobre el uso de los libros de clase en gallego o español.

El alto tribunal confirma al desestimar esta demanda las anteriores sentencias, un total de cinco, de las últimas semanas con las que invalidó dos artículos de la polémica norma de la Xunta, concretamente el que permitía a los alumnos decidir en qué idioma se dirigían al profesor que imparte las asignaturas en gallego así como el que regulaba la consulta que realizó en 2010 la Consellería de Educación a los padres sobre la elección del idioma para impartir las clases de preescolar. Una encuesta ahora anulada judicialmente que provocó que en las ciudades existan numerosos centros en los que los niños no reciben clases en lengua gallega hasta cumplir los seis años.

Anular seis artículos

Galicia Bilingüe, en su recurso judicial ahora rechazado, pedía que se declarasen nulos seis artículos del llamado decreto del plurilingüismo del Gobierno de Feijóo y también cuestionaba esa consulta a los padres sobre el idioma en la educación infantil. La asociación se quejaba de que el decreto dejaba “al libre arbitrio del centro educativo” la aplicación del resultado de esa también contestada encuesta.

El Superior de Galicia rechaza esos argumentos al considerar que “no existe una exclusión” del castellano, ni se conculca el principio de “cooficialidad” de los dos idiomas en Galicia.