Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madrid quiere reducir al mínimo la experiencia en las oposiciones a docente

Educación propone a los sindicatos que la nota de examen valga ocho puntos

La Consejería de Educación de Madrid ha presentado esta mañana en una reunión interna con los sindicatos su propuesta para medir los resultados de las oposiciones a docentes. La nueva baremación, que deben debatir con los sindicatos, supone dar un valor de ocho puntos sobre 10 a la nota del examen, frente a un punto máximo para la experiencia y otro punto por "otros méritos", que se divide al 50% entre el expediente académico y un nivel alto en idioma (un C-2), según la propuesta a la que ha tenido acceso EL PAÍS.

Hasta la fecha, los seleccionados se ordenan primando la antigüedad por encima del resultado del examen. La nota de la prueba puede suponer hasta 4,5 puntos, la experiencia puede sumar hasta 5,95 y otros dos puntos provienen del expediente y los cursos de formación.

Propuesta de educación
Criterios de Baremación: Haber superado la fase de oposición en el último proceso selectivo. Se ordenarán: Puntuación máxima
  Nota oposición: Nota final obtenida en la fase de oposición del último proceso selectivo 8 puntos
  Experiencia docente: Se baremarán hasta un límite de 5 años a 0,2 por año 1 punto
  Otros méritos: Hasta 0,5 por expediente académico
Hasta 0,5 por acreditación de un nivel C2 (según oposición)
1 punto
  Puntuación total 10 puntos

Criterio de desempate:

 

Por la mejor puntuación en los apartados del baremo por el orden que aparecen y, de persistir el empate, por la mayor posición en el proceso selectivo  

La consejera Lucía Figar ya había intentado imponer este tipo de criterio con anterioridad y vuelve a plantearlo en la negociación del acuerdo sectorial —el viernes pasado se denunció el vigente, prorrogado desde 2009—. Cuatro sindicatos están presentes en la mesa sectorial de negociación (CC OO, ANPE, CSIF y UGT) convocada para una reunión hoy. Figar explicó hace unos días que su intención es que no ocurra que “un aspirante que haya suspendido un examen y tenga antigüedad pase por delante de otro con un sobresaliente”.

Los profesores interinos que se quedan sin plaza tras unas oposiciones se integran en dos listas: las llamadas preferentes (a la que se accede con una nota final de 7 como mínimo). Unos 11.000 interinos forman parte de esas lista en los ciclos de primaria y secundaria. El resto forma parte de las complementarias.

De los 3.771 interinos de primaria nombrados en 2011 solo 420 habrían aprobado la oposición ese año, según los datos ofrecidos por Educación.

El acuerdo sectorial previo incluía una baremación consensuada por todas las centrales y la Administración. Los sindicatos entienden que la experiencia es fundamental en esta profesión y que es mejor profesor el que lleva más años en un aula. Además, sospechan que detrás de esta propuesta está el intento de la consejería de ahorrarse los complementos por antigüedad.

Previsiblemente el cambio afectará a las oposiciones de educación primaria previstas en 2013, para las que aún tienen que fijar fecha, plazas y especialidades. El resto de las listas existentes de interinos se mantendrán con los criterios actuales porque la medida no es retroactiva.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram