Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Metro ingresa en publicidad menos de lo previsto pese a patrocinar las estaciones

La recaudación es de 10 millones en 2012 frente a los 10,5 del año pasado

El anteproyecto de presupuestos para 2012 preveía unos ingresos de 10,9 millones

Jugando a la Play en la estación fantasma.  González y Cavero, junto al consejero delegado de Sony España, acuden a la estación fantasma de Chamberí para promocionar el juego 'Wonderbook'

La primera campaña fue la más polémica: la emblemática estación de Sol forrada de arriba abajo con la publicidad de un nuevo terminal móvil. La estación cambió de nombre, Sol Galaxy Note, en la prueba piloto de la nueva fórmula publicitaria de Metro de Madrid que la empresa pública inició en marzo.

El consejero madrileño de Transportes, Pablo Cavero, no indicó durante la vigencia de la campaña, ni tampoco después, cuánto habían ingresado con la nueva propuesta que provocó una cascada de críticas y abrió un amplio debate sobre el uso publicitario de los espacios públicos. Cavero justificó que había “razones comerciales” para ocultar ese dato, porque podría modificar a la baja las tarifas y perjudicarles en futuros ingresos.

Presentación de 'Wonderbook', un juego interactivo que combina un entorno real con imágenes generadas por ordenador. ampliar foto
Presentación de 'Wonderbook', un juego interactivo que combina un entorno real con imágenes generadas por ordenador.

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha ofrecido esta mañana una cifra global de los ingresos publicitarios en la visita a una estación patrocinada. González ha señalado que las “acciones publicitarias” han supuesto 10 millones de euros. Lo que no ha dicho es que ese dinero supone menos de lo previsto para este ejercicio, a pesar de las nuevas campañas, y también es inferior a lo que se recaudó por publicidad en 2011, antes de que el nuevo modelo se pusiera en marcha.

El anteproyecto de presupuestos para 2012 preveía unos ingresos de 10,9 millones frente a los 10,5 del ejercicio anterior. En ambos casos, la cifra supera la recaudación de este año después de que 20 empresas “nacionales e internacionales” optaran por Metro de Madrid para promocionar sus marcas, según los datos de la nota de prensa distribuida tras el acto de promoción celebrado ayer.

Los 10 millones de euros de este año que “han consolidado al suburbano madrileño como un importante escaparate publicitario” han funcionado peor en términos económicos que las antiguas promociones, con una cartelería menos invasiva y sin eventos. ¿Por qué?

Un portavoz de Metro explica que la previsión de 10,9 millones que dibujaron a finales 2011 para este año ya incluía la nueva estrategia comercial que emula a las desarrolladas en los suburbanos de otras capitales del mundo. Según el citado portavoz, entonces ya se contó con una previsible caída de la publicidad tradicional, si bien no ha ofrecido porcentajes ni ningún tipo de cifra que avale esta explicación “por razones comerciales”. Añade que la facturación podría incrementarse durante las últimas semanas del año, sin ofrecer tampoco datos.

González ha visitado ayer la estación fantasma de Chamberí, bautizada como Andén 0. El vestíbulo y los pasillos se pueden visitar como museo porque recrean el aspecto de las primeras estaciones del suburbano. Le ha acompañado Cavero y el consejero delegado de Sony España, James Armstrong. Sony ha escogido este escenario para presentar un juego interactivo de Playstation en una campaña que durará hasta el próximo 23 de diciembre. Los visitantes pueden recorrer la estación convertida “en un singular pasadizo de juegos y hechizos”. La campaña, destinada principalmente al público infantil, convive con otra para promocionar la película El Hobbit: Un viaje inesperado. En 30.000 planos de la red aparecen personajes de esta saga, como Bilbo Bolsón, Gollum y el mago Gandalf. Se repartirán en Sol y Callo.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >