Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

ERC confía en Aragonès y Rovira para negociar con CiU

Las negociaciones entre republicanos y nacionalistas comenzarán "de inmediato"

Convergència i Unió y Esquerra Republicana se sentarán esta semana en la mesa de negociación para cerrar un pacto que asegure los ejes básicos de la nueva legislatura en Cataluña y facilite la presidencia del líder de CiU, Artur Mas. Las negociaciones comenzarán "de inmediato", ha precisado esta mañana la portavoz republicana, Anna Simó. Probablemente los equipos de negociación tendrán una primera toma de contacto mañana. Mas y el líder de ERC, Oriol Junqueras, acercaron posiciones en el almuerzo poselectoral que ambos tuvieron la semana pasada.

CiU y ERC mantendrán dos negociaciones paralelas: una, para tratar el referéndum por la autodeterminación, promesa electoral de Mas y Junqueras. La otra, para cerrar los Presupuestos de 2013, condición sine qua non de los nacionalistas para establecer cualquier pacto. Por parte de los republicanos, el núcleo duro de la negociación lo asumirán la secretaria nacional del partido, Marta Rovira, y el diputado Pere Aragonès. Ambos participarán en sendas negociaciones, acompañados de una tercera persona. En la mesa de la negociación, el nombre está por cerrar, aunque todo indica que se tratará de la diputada de ERC Gemma Calvet. En las cuentas, el secretario nacional de política económica de los republicanos, Albert Castellanos, acompañará a Aragonès y Rovira. Tanto Aragonès como Castellanos ya participaron en las negociaciones con CiU para los Presupuestos de 2011 y 2012, que los nacionalistas finalmente pactaron con el PP. 

Los republicanos no quieren alargar demasiado las negociaciones, aunque es dudoso que Mas pueda ser investido presidente antes de final de año. Las demandas de los republicanos en ambas mesas de negociación son claras: fijar la fecha del referéndum y cerrar unos Presupuestos con los menores recortes posibles. ERC no pondrá como exigencia que CiU rompa sus pactos con el PP, aunque tampoco tolerará que se imponga la tesis del líder de Unió, Josep Antoni Duran Lleida, partidario de que CiU "tienda puentes" con los populares. "Sería interesante que CiU se planteara si  sus pacto scon el PP en la diputación, en algunos Ayuntamientos importante y en la Corporación Catalana de Medios es compatible con las formas del PP y del pacto de país que estamos configurando", ha dicho Simó.