Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fabra elude explicar la crisis abierta por la dimisión del consejero Vela

El PSPV pedirá la comparecencia urgente del jefe del Consell en las Cortes

Esteban González Pons saluda a Alberto Fabra ante otros cargos del partido en Elche.
Esteban González Pons saluda a Alberto Fabra ante otros cargos del partido en Elche.

El presidente regional del PP, Alberto Fabra, intentó este sábado aparentar normalidad en la reunión interparlamentaria que los populares celebraron en Elche. Pero su rostro transmitía cansancio, y entre los diputados del PP había mucha preocupación. Fue un cónclave de caras largas y pocas bromas. Fabra no habló expresamente de la dimisión del consejero José Manuel Vela, imputado por supuesta revelación de secretos, ni del diputado y exalcalde de Torrevieja, Pedro Ángel Hernández Mateo, condenado a tres años de cárcel por prevaricación. Y tampoco se refirió a la crisis que ha abierto la salida de Vela ni de la futura remodelación del Consell. Lo que hizo Fabra fue exigir a los populares valencianos “seriedad, rigor y ejemplaridad”.

El presidente regional del PP se limitó a pedir a sus diputados que trabajen “como un reloj” y que no participen “en los circos” de la oposición. El también presidente de la Generalitat demandó “una sola voz” en el PP valenciano. Fabra instó a sus diputados a que su compromiso sea “mayor que nunca” y que muestren “coraje y empeño” para superar estos momentos de crisis.

González Pons: “La legitimidad para pedir esfuerzos empieza en uno”

“Dignidad” y “ejemplaridad” fueron las palabras más repetidas en los discursos de clausura de la reunión. No solo las lanzó Fabra, sino también el vicesecretario general de Estudios y Programas del PP, Esteban González Pons. “Si no podemos invertir, si es difícil atender incluso los pagos más necesarios y si la crisis ha calado hasta los huesos, al menos, mantengamos la dignidad”, pidió en referencia indirecta a los escándalos de corrupción que afectan al PP. Tras la dimisión de Vela y de la condena a Hernández Mateo, el dirigente popular insistió en que los políticos del partido deben “administrar con mucha dignidad”.

En un discurso en tono autocrítico que sonó a reprimenda pública, González Pons advirtió a sus compañeros del PP: “Si los políticos no somos capaces de ser ejemplares en estas circunstancias, será porque no estamos entendiendo lo que ocurre a nuestro alrededor”. El dirigente del PP se refería tanto a la situación de crisis económica, como a los escándalos que salpican a los políticos conservadores valencianos. “Que se note que no somos distintos a nuestros vecinos, que se note que queremos, que sabemos y que podemos dar ejemplo”, remachó González Pons, quien agregó: “Nada bueno en la vida está nunca tan perdido que pueda recuperarse, pero solo con palabras jamás se conquista nada”. También instó a los suyos a pasar de las palabras a los hechos: “La legitimidad para pedir esfuerzos comienza por uno mismo”.

La reunión interparlamentaria congregó a unos 150 diputados autonómicos y nacionales y senadores. En el acto se notaron más las ausencias que las asistencias. De los diez diputados imputados en las Cortes Valencianas por diversos escándalos solo se dejaron ver con cierto protagonismo la alcaldesa de Alicante, Sonia Castedo, y el exregidor Luis Díaz Alperi.

Los socialistas dicen que el presidente “no puede mirar hacia otro lado”

No hubo ni rastro de Rafael Blasco ni de Ricardo Costa, entre otros. Sí que estuvieron en la cita Alfonso Rus, presidente de la Diputación de Valencia, y el exsecretario regional Antonio Clemente, pero no la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá. En el ambiente se palpaba preocupación por la situación del PP valenciano, agobiado por los casos judiciales y las medidas impopulares de Rajoy, a lo que se ha unido una nueva crisis en el Consell.

La oposición, en cambio, rechazó que Fabra evite hablar de la dimisión de Vela. El secretario general del PSPV-PSOE, Ximo Puig, anunció que pedirán un pleno extraordinario y urgente en las Cortes para que el presidente del Consell explique la dimisión del ya exconsejero de Hacienda. Fabra “no puede mirar hacia otro lado como si no hubiera pasado nada”, dijo Puig, en referencia a la renuncia de Vela y su imputación por pasar supuestamente un informe del caso Cooperación a Rafael Blasco, imputado en esa causa, y la condena del exalcalde de Torrevieja. “Todas estas circunstancias muestran una imagen terrible de nuestra comunidad y Fabra no puede permanecer callado y ajeno sin explicar lo que está ocurriendo”, añadió.