Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Trinitat Nova se moviliza a favor de sus guarderías

Los padres y madres del AMPA recogen más de 500 firmas en el barrio

A partir de la una del mediodía la puerta de la guardería de Trinitat Nova se abre y cierra sin parar. Es un centro escolar del Ayuntamiento de Barcelona singular por varias cosas: está ubicado dentro del edificio del mercado municipal, tiene un horario de 8 de la mañana a dos de la tarde, y es el único centro becado para niños de 0 a 3 años del barrio.

Los padres y madres del AMPA de la guardería y la asociación de vecinos de Trinitat Nova se han movilizado ante el cierre que sopesa el Ayuntamiento y ya han recogido más de 500 firmas en el barrio. Sobre todo después de que la otra guardería del barrio, l’Airet, (de la Generalitat) ha suprimido dos líneas, de cero a un año.

“Están desmantelando los centros públicos infantiles en uno de los barrios con más problemas de la ciudad”, apunta Ainoa Francoy, presidenta de la asociación de vecinos. El distrito argumenta que los recortes sociales son especialmente graves en unos barrios de la ciudad que están sufriendo de forma más acerada la crisis. Y las estadísticas les dan la razón: Nou Barris tuvo una tasa de paro del 13,2% el pasado mes de octubre. En números totales: 14.812 personas. El desempleo se ha incrementado del 5,9% en los últimos 12 meses, frente a la media de la ciudad del 2,9%. De ahí que las entidades y vecinos de los barrios colgados de la Collserola “pobre” se hayan movilizado.

Entre 12 y 126 euros

 A la guardería Trinitat Nova van 36 niños, —hasta tres años— y la gran mayoría tienen beca que oscila entre el 30% y el 90%. Es decir, que pagan al mes, entre 12 y 126 euros al mes; más 33 euros por el desayuno. El centro tuvo unos inicios muy peculiares hace más de 30 años, cuando se abrió el mercado de Trinitat Nova. De entrada funcionó más como una ludoteca y las madres solían dejar a los hijos mientras compraban en el mercado. Con el paso de los años se convirtió en una guardería con actividades educativas y ahora, además de la directora, hay tres educadoras, una más de apoyo y otra trabajadora que se encarga de preparar los desayunos y la limpieza.

Es soleada y tiene un patio anexo al mercado. Se nota que es un centro pequeño y existe una relación intensa entre educadoras y padres. Otra de sus singularidades es que un día a la semana los padres pueden compartir las actividades de los niños. Además, prácticamente el 80% de los niños son hijos de inmigrantes y por la inestabilidad económica hay muchas bajas y altas.