CiU carga contra ERC por no asumir sus planes

Los republicanos, que no han seguido los pasos previsto por el líder de CiU, quieren convocar el referéndum independentista en 2013

Francesc Homs, portavoz del Gobierno catalán.
Francesc Homs, portavoz del Gobierno catalán.JOAN SÁNCHEZ

“El mandato de Cataluña es muy claro. Tenemos que hacer la consulta, pero con ERC”. La frase, repetida por varios miembros de Convergència i Unió en la noche electoral, resume la conclusión de CiU tras la debacle del 25-N: la estrategia a seguir era un pacto con Esquerra. Sin embargo, el berrinche en la federación nacionalista es notable porque los republicanos no han seguido los planes previstos por el líder de CiU, Artur Mas. Su oferta consistía en ofrecer a ERC la concreción de la consulta soberanista que ambas formaciones llevan en su programa, a cambio de que los republicanos entraran en el Gobierno para “corresponsabilizarse” de la situación.

Esquerra ha rechazado entrar en el Ejecutivo. Escaldados por su experiencia en el tripartito —motivó un hundimiento del que justo ahora se recuperan, con el nuevo liderazgo de Oriol Junqueras—, los republicanos ven suficiente garantizar desde la oposición la gobernabilidad de Mas. Algo que indigna a los nacionalistas, cuyo aparato mediático e intelectual ya se ha encargado de promocionar la “traición” de ERC. Lo verbalizó ayer el portavoz del Gobierno, Francesc Homs, cuando reprochó a los republicanos que rechacen gobernar con CiU, pero sí aceptaran formar el tripartito. “En otros momentos, ERC consideró que tenía que entrar en el Gobierno con unos objetivos que eran loables y legítimos pero mucho menos trascendentes de los que tiene Cataluña en estos momentos”, dijo. Desde 1999, CiU se ha aliado con el PP y lo ha preferido por encima de otras opciones, pero en el seno de las filas nacionalistas todavía escuece que ERC apostara por formar el tripartito en lugar de apostar por una mayoría con CiU. Incluso alguien tan contrario al pacto con los republicanos como Josep Antoni Duran i Lleida, líder de Unió, avisó que si ERC no entra en “el Gobierno del día a día” la consulta está en el aire.

Duran avisa que la consulta estará en el aire si Esquerra rechaza gobernar

Los dirigentes de CiU quieren que ERC también asuma parte del desgaste que comporta estar en el Gobierno y acometer los profundos recortes previstos para 2013. Un tijeretazo que, según los nacionalistas, ha sido básico para su descalabro electoral.

Pero los republicanos no están dispuestos a amilanarse. Marta Rovira, secretaria general de ERC, subió un grado la presión a CiU proponiendo en una entrevista en Catalunya Ràdio una fecha para la consulta: otoño de 2013, coincidiendo con el primer aniversario de la Diada. Esa hoja de ruta significa un avance respecto a los cálculos tradicionales de los republicanos, que siempre habían fijado 2014, cuando se cumplen 300 años de la caída de Barcelona en 1714,

ERC considera viable dar estabilidad parlamentaria aprobando los Presupuestos de 2013 y fijando una hoja de ruta para convocar la consulta soberanista en un periodo corto de tiempo. Esa fórmula, dijo ayer Junqueras en RAC1, da al Gobierno de CiU una “solidez gigantesca” si hay un acuerdo. Su partido, reafirmó, no está “dispuesto a entrar en una subasta de cargos, de departamentos ni de sillas”. El presidente de ERC se reunió ayer con el líder de Iniciativa, Joan Herrera. El encuentro fue en la sede de los republicanos y sirvió para intercambiar impresiones tras el 25-N y encontrar vías de acción coincidentes en el Parlament.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS