TRASPASO DE PODERES EN EL GOBIERNO VASCO

López responde al PNV que no tolerará amenazas contra su equipo

El lehendakari apela a los logros de su mandato ante a los ataques peneuvistas

El lehendakari Patxi López, ayer ante su equipo en Vitoria
El lehendakari Patxi López, ayer ante su equipo en VitoriaL. RICO

“Nos mantuvimos firmes entonces, y ahora también”. El lehendakari Patxi López aprovechó el homenaje que brindó durante la mañana de ayer a los miembros de su equipo, a escasas tres semanas de dejar el Gobierno, para pedirles que, aunque la salida puede acabar siendo tan difícil como la llegada, no pierdan la perspectiva de que han sido los protagonistas “de una legislatura histórica”. López quiso arroparles precisamente cuando arrecian las críticas y las advertencias del PNV sobre la gestión de estos tres años y medio de legislatura.

Tras la suspensión el jueves de la reunión que tenían prevista con el PNV para avanzar en un proceso ordenado del traspaso de poderes, socialistas y nacionalistas se han enzarzado en una dura escalada verbal. El partido de Iñigo Urkullu advirtió de que “en caso de detectar cualquier extralimitación” a la hora de autorizar nuevos gastos “podría ser tenido en cuenta de cara a exigir las responsabilidades personales que hubiere en cada caso”. “No vamos a permitir que nadie pretenda arrojar sospechas sobre la actuación de este Gobierno, como alguno está queriendo hacer estos días”, respondió ayer el lehendakari. “No vamos a permitir que nadie, para disculpar sus políticas futuras, quiera deslegitimar la valía de este Gobierno”, reiteró.

El presidente de los peneuvistas de Bizkaia, Andoni Ortuzar, sin embargo, mantuvo el pulso y aseguró en Radio Euskadi que dispone de “un soporte documental” para justificar que el Gobierno estaba decidido a afrontar unos gastos de 640 millones de euros. “Al Gobierno se le ha ido de las manos este asunto \[del traspaso de poderes\] porque ya desde hace unos días se le había dado una trascendencia y una etiqueta que no era la inicial”, criticó Ortuzar.

“Ajuria Enea no es patrimonio de nadie”, asgura López

La consejera portavoz, Idoia Mendía, descartó el jueves que se hayan hecho esos gastos y calificó de “falsas” las cifras. Es en ese contexto en el que López ofreció un paraguas protector a su equipo, después de hacer un repaso sobre los logros de una legislatura difícil pero que según dijo “ni ha sido un paréntesis ni una anécdota pasajera”. Era la primera etapa socialista después de treinta años de presidencias dirigidas por nacionalistas —incluso en 1986 cuando ganó el PSE tras la escisión del PNV— pero, según López, no será la última.

Ya con un lenguaje más solemne, bautizó a la legislatura “como la de la libertad”. Según dijo “hemos conseguido el gran anhelo colectivo de acabar con la violencia” que difícilmente hubiese llegado “sin un Gobierno socialista que no se amedrentó e impulsó con coraje una política de tolerancia cero frente a los violentos”. López fue desgranando uno a uno los logros del periodo pese a una coyuntura en la que “los ingresos caían en picado”, precisamente en el peor y más virulento momento de la crisis. “Pero aguantamos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Apretamos los dientes” y recordó como lograron unos recortes en gasto corriente superior al 30% en contratos, en reorganizar el entramado público, en recortar lo superfluo, eliminando ineficiencias, e impulsando reformas para hacer más sostenible la Administración, “hasta demostrar que se puede hacer más con menos”. Todo ello, además, sin copiar a la administración central en el patrón del tijeretazo. “En otras comunidades recortan en educación, en sanidad, en políticas sociales… aquí no, aquí se han reforzado” recordó. “Y también, cuando se hable de esto, cuando se vea cómo, en las peores circunstancias, hemos sido capaces de sentar las bases de nuestro futuro, podremos decir, con legítimo orgullo: sí, yo estuve allí”, les arengó en el patio central de la Presidencia.

“El PNV jugó a deslegitimar y lo vuelve a hacer ahora”, critica

Según dijo, el paso de los socialistas por el Gobierno es la mejor demostración de que se puede gobernar en Euskadi sin ser nacionalista y de que Ajuria Enea “no es patrimonio de nadie”, aunque sugirió que el origen de las críticas del PNV tras el nombramiento del primer lehendakari socialista es patrimonialismo que exhiben los nacionalistas. “Algún dirigente del PNV llegó a decir entonces que el hecho de que gobernáramos nosotros era como que la criada te echara de tu propia casa”, recordó. “Este Gobierno ha tenido algo de épico” les dijo después de repasar cómo “el PNV jugó a deslegitimar, desde el primer minuto”, y lo vuelve a hacer ahora.

Sobre la firma

Pedro Gorospe

Corresponsal en el País Vasco cubre la actualidad política, social y económica. Licenciado en Ciencias de la Información por la UPV-EHU, perteneció a las redacciones de la nueva Gaceta del Norte, Deia, Gaur Express y como productor la televisión pública vasca EITB antes de llegar a EL PAÍS. Es autor del libro El inconformismo de Koldo Saratxaga.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS