Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Álava

Guardian ultima un ERE para despedir a 139 empleados de su planta en Llodio

La empresa justifica la medida en las pérdidas de 24 millones de euros previstas para este año

Los trabajadores mantienen la huelga indefinida que inciaron en octubre

Trabajadores de Guardian Llodio, durante su manifestación en Bilbao para protesta por su situación laboral. Ampliar foto
Trabajadores de Guardian Llodio, durante su manifestación en Bilbao para protesta por su situación laboral. efe

La empresa alavesa de vidrio Guardian Llodio tiene previsto presentar mañana un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que incluye la extinción de 139 contratos, según ha confirmado la factoría alavesa en un comunicado.

La compañía justifica el ERE en las pérdidas de 24 millones de euros previstas para este año, por lo que la reconversión de la fábrica de Llodio resulta necesaria "para asegurar la viabilidad y el futuro de la planta". La dirección atribuye esas pérdidas al descenso en la demanda de los mercados en los que opera: construcción, solar y automóvil.

Esas cifras no tienen en cuenta el impacto de la huelga indefinida iniciada por los trabajadores el pasado 23 de octubre. Ese paro ha supuesto la destrucción de 16.000 toneladas de vidrio, debido a que los hornos que se emplean están programados para funcionar de forma continua. Guardian ha advertido de que sus "malos resultados" para el presente ejercicio "se verán agravados por el mantenimiento de la huelga", convocada por la falta de acuerdo en la negociación del convenio colectivo.

La firma alavesa presentará mañana el ERE a los sindicatos en una reunión en Vitoria, que servirá como inicio del periodo legal de consultas de un mes. A renglón seguido, entregará el expediente ante las autoridades laborales.

El paro indefinido

ha supuesto ya la pérdida de

16.000 toneladas de vidrio

El responsable de la sección de ELA en la empresa, Aitor Garriga, ha declarado a Efe que la noticia ha supuesto "un golpe" para los trabajadores y ha incrementado el nivel de "crispación de la plantilla", aunque al mismo tiempo ha reforzado su convicción de que "la pelea debe seguir".

A su juicio, el ERE supone "un punto de inflexión" en la relación con la dirección de Guardian, a la que ha acusado de "querer machacar" a la plantilla y de presentar el expediente como "una persecución sindical por la negociación del convenio y la huelga indefinida". El responsable sindical ha adelantado que la huelga indefinida no se desconvocará.

El conflicto laboral en Guardian comenzó hace meses por la falta de acuerdo entre la dirección y el comité de empresa en la negociación del nuevo convenio colectivo. Ello motivó el inicio de las movilizaciones por parte de los trabajadores y la convocatoria de tres días de huelga a finales de septiembre.

La plantilla organiza una marcha de protesta

de Llodio a Bilbao

El 23 de octubre pasado, la plantilla optó por endurecer las protestas e iniciar una huelga indefinida después de que la empresa comunicara a los sindicatos la posibilidad de acometer 120 despidos. El 8 de noviembre se celebró la última reunión entre la dirección y los sindicatos, que no sirvió para poner fin a la huelga ni acercar posturas.

La plantilla ha organizado hoy una marcha de Llodio a Bilbao (unos 35 kilómetros) y una posterior manifestación en la capital vizcaína para protestar por la situación en la empresa.