Barrena asegura que el asesinato de Ernest Lluch “nunca debió suceder”

El dirigente de la izquierda 'abertzale' participa mañana en Barcelona en una jornada en memoria del exministro socialista asesinado por ETA

Pernando Barrena.
Pernando Barrena.LUIS ALBERTO GARCÍA

Pernando Barrena, portavoz de la izquierda abertzale, ha asegurado que el asesinato por ETA del exministro socialista Ernest Lluch, "entra dentro de ese tipo de sucesos que revuelve personal y políticamente" y que "nunca debieron suceder".

El dirigente independentista ha asegurado en Radio Euskadi que "es un paso interesante y positivo" el hecho de que la comisión de valoración de víctimas de abusos policiales, designada por el Gobierno y Parlamento vascos, haya resuelto los primeros ocho expedientes de damnificados, entre los que figuran los miembros de ETA Jon Paredes Manot, Txiki, y Ángel Otaegi, fusilados en 1975 por orden de Franco tras un consejo de guerra sumarísimo.

No obstante, ha precisado que es "un paso pequeñísimo que se realiza en el contexto de una iniciativa que nace totalmente encorsetada" porque "se habla de víctimas de violencia política y policial, de violencia de Estado que tiene como tope 1978".

"Por tanto, hay una intención implícita de considerar que cualquier otro tipo de abuso o de víctima por parte del Estado, de fuerzas policiales a partir de esa fecha, no deben tener esa consideración, algo que para nosotros es absolutamente falso", ha señalado. A su juicio, "esto quiere ofrecer una percepción de esa consideración de víctima totalmente parcial".

Tras señalar que EH Bildu participará en esa comisión parlamentaria, ha dicho que esto "no es ningún secreto" y también estarán "en cualquier iniciativa fuera y dentro del Parlamento que persiga seguir adelante con el proceso de paz y normalización política".

En cuanto a su asistencia en Barcelona este miércoles en una jornada en memoria del exministro socialista Ernest Lluch, asesinado por ETA, con una intervención titulada Víctimas y reconciliación, Barrena ha manifestado que el mensaje que trasladará "es muy claro" y que se vive un momento político "histórico fundamental y que necesita ser aprovechado para sacar adelante ese proceso de paz y de normalización que la inmensa mayoría de la sociedad vasca anhela".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Ha apostillado que la izquierda abertzale lo que dirá "es que su disponibilidad es total para participar en ese proceso, que quiere acercarse a esas realidades diferentes que conocemos bajo la denominación de víctimas". "En principio, todo esto es una labor necesaria si realmente la reconciliación es un objetivo colectivo", ha precisado. En el caso de Lluch, ha indicado que "entra dentro de ese tipo de sucesos que a uno le revuelven personalmente, e incluso políticamente, sucesos que, cuando menos, nunca debieron suceder".

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS