Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Al Foster señala la recta final del festival del Jimmy Glass

Tras tocar el batería de Miles Davis con Albert Sanz y Perico Sambeat, Melissa Aldana cerrará el miércoles el certamen

Albert Sanz, Javier Colina y Al Foster en el Café Central de Madrid
Albert Sanz, Javier Colina y Al Foster en el Café Central de Madrid

El concierto de esta noche promete hacer saltar los plomos del Jimmy Glass, metafóricamente hablando. El club de jazz del barrio del Carmen encara la recta final de su valiente festival de jazz con un cuarteto de músicos que suelen darlo todo o casi todo en un escenario, como pueden atestiguar los habituales del club que han escuchado por separado, en pareja o en trío a cualquiera de ellos. Pero nunca junto al batería Al Foster, que es el artista invitado de la noche, al pianista Albert Sanz, que fichó a Foster para la grabación en Nueva York de su último álbum; el bajista Javier Colina, que fue la tercera pata de ese afortunado disco, y el saxofonista Perico Sambeat, capaz de alcanzar la excelencia en cualquier formato, pero éste le viene como anillo al dedo.

Sambeat es el único que no ha tocado nunca con Al Foster y se  estrenará con él a la hora del concierto o mejor, tras hacer una breve prueba de sonido. Pero el saxofonista está "encantado" porque va a ser un concierto que él entiende como "relajado", por cuanto van a interpretar estándares de jazz, "no muy trillados", que conocen bien todos ellos y que les permitirán improvisar a sus anchas y disfrutar de los hallazgos comunes que sobre la marcha puedan hacer.

¿Relajado? Sí, pero sólo en cuanto a la actitud necesaria para afrontar el repertorio acordado y acoplarse los músicos. Porque el concierto tendrá la tensión propia de todo directo y tempo que marque cada pieza. Los temas elegidos giran en torno al legado del hard bop y van desde  Fungi mama, un calipso del trompetista Blue Mitchell a  composiciones de Wayne Shorter, Dexter Gordon o Bobby Hutcherson. "Creo que temas originales apenas si hay un blues mío, o sea que será todo muy straight y estas cosas no pasan muy a menudo", comenta satisfecho Sambeat recién acabada una de sus sesiones en la Berklee School of Music de Valencia.

Encima, Al Foster no tiene que demostrar nada y es de los que gusta de transmitir  emociones con la música. Esta es la noche. Ya en 1964 grabó con Chick Corea y el mismo Blue Mitchell el calipso de este último y entre 1972 y 1989 participó en una docena de discos de Miles Davis, desde On the corner a Amandla. Él ha enriquecido con sus baquetas la música de gigantes del jazz como Cannobal Adderley,  Sonny Rollins, Herbie Hanckock o Thelonius Monk. Un lujo.

Si la estrella invitada es Al Foster, la luna es el paraguas. Valencia-Moon reunion  es el título con que se ha bautizado este concierto, que para Chevi Martínez, propietario del Jimmy Glass anuncia "una noche especial en la que nos harán volar de Valencia a la luna". Será la actuación que marque la recta final de un festival que inauguró el 24 de octubre Jonathan Kreisberg y que cerrará el miércoles la saxofonista chilena Melissa Aldana con la presentación de su segundo disco y la presencia de otro buen batería, Francisco Mela, como artista invitado.