González acepta mantener La Princesa como está pero con menos presupuesto

Entregadas 368.108 firmas contra el plan original para transformar el hospital

Entrega en la Consejería de Sanidad de las firmas contra el desmantelamiento de La Princesa.
Entrega en la Consejería de Sanidad de las firmas contra el desmantelamiento de La Princesa.Claudio Alvarez

El Gobierno regional ha dado marcha atrás en su plan para transformar el hospital de La Princesa en un centro “especializado en la patología de las personas mayores”. Al menos, respecto a su plan inicial, el que el consejero de Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty, explicó el 1 de noviembre en rueda de prensa (un hospital solo para mayores de 75 años, sin población de referencia y sin urgencias) y precisó aún más a los profesionales el director general de Hospitales, Antonio Burgueño (desaparición de servicios como neurocirugía, cirugía maxilofacial, torácica y cardiaca...).

La movilización popular y los argumentos técnicos de todo tipo de sociedades científicas e instituciones médicas han forzado a la Consejería de Sanidad a recular, tal como adelantó este diario, y aceptar las premisas del hospital: mantener su carácter general, es decir, el área de referencia de 300.000 habitantes; seguir con las urgencias y mantener las especialidades. A cambio, el centro presentó ayer un documento de trabajo para abrir líneas específicas de atención a personas mayores y otro en el que reduce su presupuesto un 10% en 2013.

Más información
Por qué La Princesa
Tribuna: Sobre el hospital La Princesa
El Gobierno regional recula en su plan para el hospital de La Princesa
Contra el desmantelamiento de La Princesa. Firmado, Botella
El bastión de la ‘marea blanca’
“Es nuestro hospital, y queremos que siga siéndolo”
Trabajadores de La Princesa se encierran contra el “desmantelamiento” del centro
La Princesa pelea su futuro
El Colegio de Médicos de Madrid cuestiona el vuelco sanitario de González

La información sobre las negociaciones procede de los profesionales, puesto que la Consejería se niega a confirmar los acuerdos. Fuentes conocedoras de las reuniones aseguran que está evitando la rectificación pública. Las propuestas que hay sobre la mesa son inviables sin mantener el hospital como está, por lo que “tácitamente” —no hay nada por escrito— la Consejería ha aceptado trabajar en la especialización en mayores, pero partiendo de la situación actual de La Princesa. Así, según estas fuentes, podrá seguir afirmando que ha logrado su objetivo de especializar el hospital.

Lo único parecido a una confirmación oficial es una frase del comunicado que emitió la Consejería ayer, más de cinco horas después de acabar la reunión, en el que informa de que los profesionales han aportado “proyectos dirigidos a lograr una alta especialización de hospital”: “Dichas propuestas parten de la realidad actual del hospital Universitario La Princesa”. El Gobierno regional sigue teniendo encierros en más de 20 hospitales en contra de su plan sanitario —ayer se sumó Fuenlabrada con uno hasta el jueves—, y una huelga de todo el sector para los días 26 y 27 de noviembre y 4 y 5 de diciembre.

Dos taxis llegaban a la sede de la Consejería de Sanidad de Madrid, en la calle de Aduana, pasadas las nueve de la mañana de ayer. En los maleteros, 11 cajas repletas de hojas de firmas, con nombre, apellido y DNI. En total, según un recuento que acabó el domingo por la noche, 368.108 adhesiones —entre ellas, la de la alcaldesa Ana Botella— a la petición para que el hospital de La Princesa siga siendo lo que es: un hospital general, con urgencias, que atienda a población adulta de cualquier edad y mantenga su docencia y su investigación intactas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

“No vamos a parar”, contestaba María Luisa Bailez, una de las representantes de los trabajadores, a si acaba aquí la recogida de firmas. “Cuando ellos paren, pararemos nosotros”. Los encargados de recopilar las adhesiones y llevarlas a la consejería fueron los delegados de los cinco sindicatos presentes en la mesa sectorial, en su nombre y en el de la plataforma de usuarios del hospital. La protesta dura ya 17 días. “Estamos muy cansados, agotados, pero la fuerza de la gente que apoya el futuro de La Princesa nos da fuerza”, decía Bailez. La petición traslada al consejero “la oposición frontal de todos los agentes implicados en la reconversión del hospital Universitario de La Princesa a su transformación, fuere cual fuere. Hablamos pues de los profesionales y vecinos, así como de la Universidad Autónoma de Madrid, que ha recordado que es un centro de referencia también en docencia cuya transformación creará un enorme perjuicio a pacientes, profesionales y estudiantes”.

Algunos pacientes se acercaron a apoyar la entrega de firmas. Sergio Beteré, de 25 años, afectado de fibrosis quística, inició la recogida online. “Me enteré por mi doctora de lo que querían hacer y me puse en marcha. Teníamos que movernos y luchar por nuestra causa”, aseguró, para explicar lo que supone para él tener que dejar de ser atendido en La Princesa: “Perder seis años de experiencia de la doctora conmigo y que, si entro en crisis, otra persona no sepa cómo tratarme”. José María Heredia, de 82 años, y su mujer, Guillermina Landeras, de 78, también acudieron. “Hemos estado en todas las protestas, mañana y tarde. Hay muchos hospitales en Madrid con plantas vacías. Que hagan el geriátrico en otro sitio”, proponía Heredia.

Sobre la firma

Elena G. Sevillano

Es corresponsal de EL PAÍS en Alemania. Antes se ocupó de la información judicial y económica y formó parte del equipo de Investigación. Como especialista en sanidad, siguió la crisis del coronavirus y coescribió el libro Estado de Alarma (Península, 2020). Es licenciada en Traducción y en Periodismo por la UPF y máster de Periodismo UAM/El País.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS