Santos: “Queremos terminar con el conflicto en Colombia, no humanizarlo”

El presidente colombiano recibe en Valencia el premio de la Fundación Manuel Broseta

Juan Manuel Santos recibe los aplausos de Alberto Fabra y Rafael Ferrando.
Juan Manuel Santos recibe los aplausos de Alberto Fabra y Rafael Ferrando.JOSÉ JORDÁN

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, se mostró ayer esperanzado con la posibilidad de lograr un acuerdo de paz con la guerrilla de las FARC, cuya segunda ronda de conversaciones está previsto que se inicie la próxima semana en La Habana.

“Creo que podremos venir dentro de un año a Valencia a celebrar un acuerdo”, afirmó el presidente Santos, que el jueves por la noche recibió el XX Premio Convivencia de la Fundación Manuel Broseta, en la sede del Gobierno valenciano.

El mandatario colombiano, que está de visita en España para asistir a la XXII Cumbre Iberoamericana que se celebra hoy y mañana en Cádiz, aseguró: “Algunos proponen treguas y cese el fuego. No hay treguas, ni cese el fuego. Queremos terminar con el conflicto, no humanizarlo. Tan pronto se llegue a un acuerdo se silenciarán los fusiles”.

Juan Manuel Santos, que estuvo arropado en el acto por el expresidente español José María Aznar y la ex comisaria europea de Relaciones Exteriores, la austriaca Benita Ferrero-Waldner, explicó que la intención de su Gobierno es no levantarse de la mesa hasta llegar a acuerdos.

“Queremos una negociación directa, sin mediadores”, manifestó Santos, que explicó que Noruega y Cuba han acompañado el diálogo y Venezuela y Chile están como observadores.

Sin embargo, el presidente de Colombia se mostró dispuesto a dejar “la puerta abierta a otros países o personas para que nos acompañen si así es oportuno”.

Santos insistió: “Si hay voluntad podemos llegar a un acuerdo en un periodo breve”. Aunque también recordó que las líneas rojas están muy claras, ya que no se trata de negociar el Estado, ni el modelo de desarrollo, ni las políticas públicas. “El mensaje a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) es de un sentido común evidente”, prosiguió Santos, “Si quieren hacer política les damos todo el espacio, pero sin armas, y cuando estén haciendo política el pueblo decidirá si pueden nacionalizar las petroleras o prohibir la inversión extranjera”. “Pero no bajaremos la guardia en la parte militar y de la fuerza hasta que lleguemos a un acuerdo”, remachó.

En su alocución, el presidente Santos agradeció el premio y recordó que no es la primera vez que en la Comunidad Valenciana se celebra un acontecimiento relacionado con la paz en Colombia. El mandatario iberoamericano narró cómo en junio de 1956 los líderes del Partido Liberal, Alberto Lleras, y del Partido Conservador, Laureano Gómez , firmaron la Declaración de Benidorm que alumbró finalmente en un acuerdo de alternancia que ponía punto final “a una guerra civil no declarada” entre ambos partidos, que provocó más de 300.000 muertos.

Benita Ferrero-Waldner, en representación del jurado de la Fundación Manuel Broseta, destacó el compromiso del presidente colombiano para “buscar acercamientos”. “Alcanzar la paz será un camino arduo pero vale la pena”, continuó la ex comisaria de la Unión Europea, “Se ha retomado el diálogo entre el Gobierno de Colombia y las FARC y esperamos que se produzcan avances”. “Los beneficios de que haya paz en Colombia favorecerían un clima más tranquilo en la región, porque el conflicto ha tenido repercusiones más allá de este país”, dijo Ferrero-Waldner, que insistió: “Estamos siendo testigos de una oportunidad”.

El presidente de la Generalitat valenciana, Alberto Fabra, recordó que hace falta “fortaleza y esperanza” porque los procesos de paz “son duros y complicados”.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50