europa league

Athletic: la urgencia de ganar

Los rojiblancos necesitan la victoria ante el Olympique de Lyon para seguir con opciones

Las exigencias atormentan al Athletic. La vacilante trayectoria del actual subcampeón de la Europa League, con solo un punto en los tres partidos hasta ahora disputados, empieza a cobrarse la pieza: ya solo queda el remedio de ganar los tres restantes para seguir con la cabeza alta en la competición. De entrada, llega el Olympique de Lyon a San Mamés, apenas dos semanas después del partido de ida donde la moneda de la suerte cayó del lado francés y una vez que los rojiblancos vuelven a sentir en la Liga la alegría ya olvidada de una trabajada por apurada victoria a domicilio, en este caso en el campo del desnortado Granada.

Bielsa admite que el partido de ida le dejó buenas sensaciones

Marcelo Bielsa se trajo “buenas sensaciones” de Francia “más allá del resultado”, dijo en Lezama en la última sesión de entrenamiento, y sobre ellas deposita la confianza de que es posible remontar la adversidad. Para tejer la esperanza, el técnico argentino vuelve a encargar a Ander Herrera la movilidad del balón para facilitar así un juego ofensivo más dinámico que no acaba de llegar esta temporada con la frescura de la anterior, aunque la inspiración de Aritz Aduriz, en racha, lo disimule con goles encadenados. Con esta incorporación, Ibai Gómez vuelve al banquillo, donde coincidirá con Fernando Llorente, amarrado a su triste suerte. No se esperan novedades como es habitual en el esquema del Athletic cuando no hay bajas. Sin lesiones ni sancionados en el cuadro noble de la plantilla, repiten, por tanto, los escogidos.

A Fabián Monzón, el jugador argentino del Olympique, no le extrañaría el “acoso” local como advirtió tras el entrenamiento de su equipo en el campo bilbaíno. “El Athletic atacará por los costados ya que es el juego que propone Bielsa, un compatriota al que se le conoce mucho”, admitió. Si así fuera, la pelea podría desnivelarse porque los franceses llegan con la clasificación en la mano, plagados de lesiones, y su técnico, Rémi Garde, que prefiere centrarse en la Liga, ha convocado a varios jugadores de su centro de formación para cubrir huecos pero también para dar descanso a algunos titulares.

Los franceses vienen desinhibidos. Saben que ya ha encarrilado su continuidad en la Europa League y tienen puesta la preocupación en su competición doméstica. Una ocasión para que el Athletic sacie sus necesidades, aunque sin prisa que siempre son malas consejeras. De entrada, en el Olympique admiten que "si dejamos que juegue la pelota va a tener la chance de marcarnos", advertía Monzón con la mirada puesta en la experiencia del encuentro de ida. Allí, el Athletic malgastó oportunidades y pagó caro el despropósito. Susaeta jamás olvidará el error de su volea, acto previo a la puntilla francesa.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS