Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La gerente de FGV dimite seis años después del grave accidente del metro

Pablo Cotino, responsable del Ente Gestor de Transportes y Puertos de la Generalitat, la sustituye

Marisa Gracia en la estación de Metro de Jesús.
Marisa Gracia en la estación de Metro de Jesús.

Marisa Gracia, gerente de Ferrocarrils de la Generalitat (FGV), se marcha del cargo seis años después del accidente de metro más grave de España, que el 3 de julio de 2006 se saldó con 43 muertos y 47 heridos. Gracia presentó esta martes su dimisión al consejo de administración de la compañía y este lo aceptó. Gracia, en la gerencia de FGV desde hace nueve años, abandona el cargo desgastada por el grave accidente de metro, las sospechas en torno a su gestión y los recortes en la compañía. Pablo Cotino Mulet, director del Ente Gestor de Infraestructuras y Puertos, la sustituirá en el cargo a principios de noviembre, confirmó un portavoz de FGV.

La fiscalía abrió hace ocho meses una investigación a la gerente por posibles irregularidades en la adjudicación de varios contratos de FGV a empresas de seguridad. La denunció un empleado. Pesa sobre los hombros de Gracia el que se haya duplicado el número de cargos nombrados a dedo en la compañía, con elevados sueldos.

El invierno pasado, tras hacerse públicas informaciones que la responsabilizan de manipular la investigación posterior al siniestro, Gracia trasladó a la consejera de Infraestructuras, Isabel Bonig, que quería irse. La consejera le contestó que aguantase hasta la presentación del plan de saneamiento de FGV. El consejo de administración conoció ayer el citado plan, que culminará con cientos de despidos, admitió la renuncia de Gracia y Bonig le agradeció su labor en todos estos años.

La continuidad de Gracia se ha cuestionado desde el accidente ocurrido seis años atrás. Ni un cargo técnico ni político dimitió entonces o asumió responsabilidades a pesar de los 43 fallecidos. La Generalitat concluyó que la causa del accidente fue un fallo humano, al coger el conductor del convoy una curva a excesiva velocidad. La comisión de investigación de las Cortes se cerró con parecida conclusión y la causa judicial también.

La asociación de familiares y víctimas del accidente 3-J acogió la dimisión con cautela. “Si entre las causas de la dimisión no está la mala gestión del accidente de metro más grave de Europa, con 43 muertos y 47 heridos, no dude que seguiremos buscando respuestas y que se las exigiremos a usted como presidente de la Generalitat y a la señora Bonig”, manifestaron dirigiéndose a, presidente Alberto Fabra.

Alicia Murcia, presidenta del comité de empresa de FGV en Valencia, consideró ayer, tras conocer la renuncia de Gracia, que es un elemento “desestabilizador” para la plantilla ante la incertidumbre de la nueva gerencia.

Los trabajadores del Metro y TRAM siguieron ayer con las protestas contra el inminente expediente de regulación de empleo (ERE). Primero con una pitada ante la Consejería de Economía y más tarde ante la sede del departamento autonómico de Infraestructuras y Transportes. El comité, tras entrevistarse con el secretario general del PP, Serafín Castellano, y la consejera Bonig, concluyó que el expediente se presentará en las próximas dos semanas. Bonig les dejó claro que no hay otro escenario que la reestructuración.

Este miércoles tiene lugar la cuarta jornada de huelga.