Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Císcar: “Cuando yo compro en una galería no sé si el galerista es traficante”

La directora del IVAM asegura que la relación del museo con el cabecilla de la mafia china es "administrativamente correctísima"

Consuelo Císcar inauguró una exposición en el IVAM con Gao Ping en 2008.
Consuelo Císcar inauguró una exposición en el IVAM con Gao Ping en 2008.

La directora del Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM), Consuelo Ciscar, se refirió ayer por primera vez a la relación con Gao Ping, detenido como supuesto cabecilla de la Operación Emperador, a quien el museo le compró 61 fotografías en 2008 por 440.280 euros y con el que organizó dos exposiciones. “Cuando yo compro en una galería no sé si el galerista es traficante”, explicó, antes de trazar un curioso paralelismo antropófago y criminal: “Cuando voy a la carnicería [el carnicero] no sé si, en vez de matar animales en el matadero, mata personas”.

 “Esto son cosas que pasan y que nos sorprenden a todos, por supuesto, pero es una compra administrativamente correctísima y dentro de los parámetros de lo que valen las obras en mercado”, incidió la directora del IVAM al ser preguntada sobre la relación entre el instituto y la mafia china en la presentación de una exposición sobre Pinazo.

Ciscar destacó que el presunto líder de la red de blanqueo de dinero mantuvo relaciones con otras instituciones como las Naves del Matadero, en Madrid, o con centros de Estados Unidos, Noruega, Chile y Cuba. “Este señor ya estaba en la feria Estampa, estaba en la feria Arco, estaba relacionado con el mundo del arte. Tenía una galería en Madrid, otra galería en Pekín”, insistió.

La directora atribuyó la relación a que el arte chino tiene “un 42% de incidencia en el mundo, mucho más que EE UU y mucho más que cualquier país”, lo que supone “mucha presencia en todos los países”, según Efe. Agregó que el IVAM “apuesta muy claramente por la fotografía, su colección es una de las mejores de Europa”, y por eso “era muy importante tener relación con China”.

“No temo nada en absoluto”, continuó Ciscar, que aseguró que no es “inusual” que los museos compren obras de arte “por lotes” y que su museo ha realizado estas adquisiciones “muchas veces”.

Varios profesionales, con reputada experiencia en la dirección de museos nacionales e internacionales, han señalado a este periódico que comprar a un mismo galerista, sin prestigio consolidado, un lote de 61 obras de tantos artistas diferentes, sin comparar precios ni investigar, es una práctica “anormal, insólita, rara”. La galería de Gao Ping solo asistió como tal a la feria de Arco en 2011, tres años antes de la compra del IVAM.

Este periódico ha comprobado que el valor en subastas internacionales de 28 de las 61 fotografías compradas, entre ellas las copias más cotizadas, asciende a 109.852 euros. Se adquirieron por 440.280 euros. Ni el IVAM ni la Consejería de Cultura han dado la lista completa de obras y el precio pagado por cada una. Cultura ha remitido a la comparecencia de la consejera, Lola Johnson, en el Parlamento valenciano, donde responderá a una batería de preguntas de la oposición.

Más información