Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
el encaje de cataluña en españa

Mas dice que una contraoferta de Rajoy se votaría en una consulta

El presidente catalán invita al del Gobierno central a imitar a David Cameron

Artur Mas, presidente de la Generalitat
Artur Mas, presidente de la Generalitat

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, aseguró el jueves por la noche, en una entrevista en 8TV, que el proceso soberanista emprendido en Cataluña acabará en cualquier caso en una consulta. De esa forma, el también candidato de CiU a las elecciones catalanas contestó a una encuesta que le ha mostrado la cadena de televisión en la que el 65% de los entrevistados opinaron que Mas se conformará finalmente con una contraoferta del Gobierno y solo el 31% cree que continuará con su apuesta por el Estado propio. "Que nadie se preocupe por la decisión final, porque no la tomaré yo, ni el Gobierno, ni el Parlament, sino el pueblo de Cataluña. Yo soy solo un instrumento", añadió. “¿Quiere decir que llevaría a una consulta una contraoferta de Mariano Rajoy?”, le preguntó el periodista. Y Mas contestó: “Eso es lo que estoy diciendo”.

En su intervención, Mas insistió en que la vía soberanista es la única válida en un momento en que La Moncloa ha iniciado un proceso de recentralización. Y replicó abiertamente la versión que dio Rajoy en el Senado, quien le acusó de ponerle en la disyuntiva de concederle el pacto fiscal o atenerse a las consecuencias en la reunión que ambos mantuvieron el pasado 20 de septiembre. “Esa es una visión distorsionada. Fue un encuentro cordial y correcto. Pero su negativa al pacto fiscal fue rotunda y total. Él mismo dijo que personalmente no creía en él”, señaló. Mas achacó esa postura a que el PP se enfrentaba a unas elecciones en Galicia y, por tanto, le interesaba dar un portazo a Cataluña. “De repente, ahora´tienen ganas de dialogar”, dijo en alusión a las elecciones catalanas del 25 de noviembre.

Mas invitó a Rajoy a imitar a David Cameron, primer ministro inglés, que acudió a Edimburgo para pactar con el primer ministro escocés, Alex Salmond, la fecha y el contenido de la pregunta del referéndum secesionista que se celebrará en ese país. "¿Qué opciones tiene Rajoy? Hacer de Cameron. Me gustaría que lo hiciera. Nos han dado una lección. El caso británico es un ejemplo", señaló, para advertir de que si La Moncloa se empeña en negar el referéndum, se generará un problema para todos. "Cataluña estará en un terreno desconocido y España estará presente en el mundo no solo por la crisis, el déficit y la financiación, sino por tener un reto democrático dentro de su Estado". Su plan es negociar con La Moncloa la celebración de un referéndum mientras impulsa, paralelamente, una ley de consultas en el Parlament que utilizará ante una eventual negativa de Rajoy. Y en última instancia, recurrirá al amparo de la Unión Europea.

En su discurso, Mas deploró que el PP instigue el discurso del miedo al asegurar que en una eventual Cataluña independiente los jubilados catalanes no podrían cobrar la pensión. "Eso es inmoral. Y es más: las pensiones aún podrían ser un poco más altas porque en proporción hay más población activa y los salarios son más altos [que la media española]. Es una evidencia empírica y en cambio nos dicen que saldríamos de Europa y del euro, y que seríamos unos parias". El presidente catalán concluyó asegurando que no ha recibido presiones de los grandes empresarios para frenar el proceso y reconoció que la situación financiera es tan delicada que es casi de "economía de guerra". "Yo entiendo el cierre patronal de las farmacias", dijo en alusión al paro de ayer en el sector por problemas en el cobro de facturas. "Es casi razonable", añadió.

Más información