La protesta de APSA fuerza al Consell a pagar parte de la deuda

Una hora antes de una protesta los centros reciben el 26% de lo adeudado

“Ha habido gente que se ha visto obligada a comer en casa de sus padres, compañeros que no tenían dinero para gasolina o que han tenido que pedir un préstamo”. Asun Muñoz, portavoz del comité de empresa de la Asociación Pro-Discapacitados Psíquicos de Alicante (APSA recordaba ayer la complicada situación a la que tenían que hacer frente algunos de los 350 trabajadores de la empresa (el 80% discapacitados) al no haber cobrado durante cuatro meses debido a los impagos del Consell. La Generalitat, a través del Servef y de la Consejería de Bienestar Social, arrastraba hasta ayer una deuda de 3,1 millones de euros, una situación ante la que los trabajadores habían convocado una concentración y planteaban endurecer sus acciones. Pero una hora antes de la protesta, Bienestar Social comunicó a APSA el pago de 806.000 euros, casi el 26% de lo adeudado en su conjunto.

Los 350 empleados, el 80% de ellos discapacitados, no cobran desde junio

Pese a todo, la concentración se realizó y reunió a dos centenares de personas. El pago no resuelve todos los problemas, pero es “un alivio”, según los trabajadores. “La primera reacción al conocer la noticia fue como si nos hubiera tocado la lotería de lo desesperada que era la situación”, relata Muñoz. En la misma línea, Carlos Giner, gerente de APSA, explicaba cómo al conocer el pago “la gente lloraba, se abrazaba”. Giner quiso destacar cómo en ningún momento y pese a la complicada situación económica, los trabajadores de APSA perdieron su “espíritu de entrega y el compromiso”. El gerente de la empresa explicó también que con los fondos ingresados se podrá hacer frente a “casi” todos los salarios pendientes.

APSA, en cualquier caso, exigió el “pago inmediato” de la deuda pendiente de la Generalitat que en algún caso se remonta al año 2010. La empresa recordó que es una entidad sin ánimo de lucro declarada de utilidad pública desde 1970 y que desde que fue fundada, en 1962, atiende a personas con discapacidad intelectual o con riesgo de padecerla.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS