El Parque Central arranca en un año con una gran zona verde junto a Russafa

Barberá asegura que la zona no afectada por el uso ferroviario podría licitarse en un año El presidente de Adif garantiza el respaldo del Gobierno central con "dosis de realismo"

Enrique Verdeguer, presidente de Adif, y Rita Barberá, alcaldesa de Valencia e Isabel Bonig, consejera de Infraestructuras, presiden la reunión de la Sociedad Valencia Parque Central.
Enrique Verdeguer, presidente de Adif, y Rita Barberá, alcaldesa de Valencia e Isabel Bonig, consejera de Infraestructuras, presiden la reunión de la Sociedad Valencia Parque Central.MÒNICA TORRES

El mayor proyecto urbanístico de la capital valenciana se reanuda. Conscientes de que debían lanzar un mensaje positivo, el consejo de administración de Valencia Parque Central —que no se reunía desde hace dos años— echó a rodar ayer la tramitación del PAI [Programa de Actuación Integrada], sin el cual este pulmón verde no verá la luz. El Ayuntamiento debe sacarlo a información pública y aprobarlo antes de meter las excavadoras.

La alcaldesa y presidenta de la sociedad, Rita Barberá, anunció que en meses se podrá acometer la primera fase del parque, unos 110.000 metros cuadrados de zona verde, cercano al barrio de Russafa y con una inversión aproximada de 22 millones de euros. La unión de empresas que lidera la paisajista Kathryn Gustafson y que integran Gustafson Porter, Borgos Pieper, Nova Ingeniería y Grupotec entregó el pasado diciembre al Consistorio el proyecto de urbanización del parque, es decir, un plan al detalle del parque.

Pero antes de ejecutarlo es preciso aprobarlo oficialmente, conseguir del Banco Europeo de Inversiones la financiación necesaria y sacar los proyectos a licitación. En un año podría estar hecho todo. La tramitación municipal consumirá al menos tres meses y luego se necesitará llegar a un acuerdo con los propietarios particulares de los terrenos sobre la reparcelación. Barberá no quiso ayer pisarse los dedos ofreciendo una fecha y prefirió hablar de que “en unos meses se empezarán las obras”.

Los 110.000 metros previstos son la mitad del proyecto y se corresponden en su mayoría con el parque llamado de los niños, el rincón de la huerta y otras zonas verdes. Se empezará con Russafa.

Barberá reconoce que no hay financiación para soterrar todas las vías

El consejo de administración de la sociedad que integran las tres Administraciones del Estado —la española, la autonómica y la local— llevaba dos años sin reunirse, básicamente porque no había presupuesto para nada. Antes incluso de que Mariano Rajoy ganase las elecciones generales en noviembre, la sociedad se devanaba los sesos para ver de dónde sacar dinero para continuar con la reorganización ferroviaria previa a la construcción del parque. Sin el canal de acceso —túnel soterrado por el que deben llegar los trenes— y la estación definitiva encargada a César Portela este espacio no puede acabarse. Podrán ejecutarse, si todo sale bien, un 40% del parque pero no todo. El Parque Central ocupa 23 hectáreas en pleno centro de Valencia y cuesta algo más de 77 millones de euros.

La inversión necesaria para el Parque Central debe costearse, según el convenio de 2003, con las plusvalías urbanísticas que generen los terrenos. Pero hasta la fecha y debido al pinchazo inmobiliario y a la situación de crisis, nadie se atreve a dar una fecha viable. Sobre el parque hay previstas torres de apartamentos y oficinas de hasta 20 alturas.

Si había alguna duda acerca de lo exangües que están las arcas públicas, ayer Barberá confirmó que no hay financiación para soterrar las vías y para la estación del AVE definitiva en el horizonte, dijo de forma eufemística. “No les voy a mentir”, reconoció la regidora con Enrique Verdeguer, presidente de Adif, asintiendo a su lado. Barberá achacó el retraso a la situación de crisis que vive España y el resto de Europa.

Para el parque existen fondos. “El dinero estaba y está”, comentó Barberá. El BEI concedió a la sociedad en 2008 un crédito de 200 millones de euros, del que se ha consumido unos 130 para las obras ferroviarias realizadas. Del sobrante saldrán los 22 millones de euros, si bien habrá que renegociar el préstamo en unos meses. La consejera de Infraestructuras, Isabel Bonig, añadió que de los 75 millones que la Generalitat debe aportar al proyecto, 50 vendrán de los fondos europeos Feder en lugar de, como estaba previsto, del presupuesto autonómico. Los restantes 25 millones los desembolsará el Consell entre 2011 y 2011 por anualidades.

La ejecución del 40% del parque central se realizará en un plazo de dos años, aseguró la sociedad.

Verdeguer, el único representante del Ministerio de Fomento que ayer acudió al consejo de Parque Central, tuvo que rendir cuentas de los incumplimientos del Gobierno español en materia de infraestructuras ferroviarias. Las obras del AVE entre Valencia y Castellón no se han licitado como anunció la ministra Ana Pastor en su primera visita a Valencia.

El presidente de Adif aseguró que la llegada del AVE a la capital de La Plana no se ha abandonado, aunque ha matizado que lo que se va a hacer es “acomodarla y adaptarla a las disponibilidades financieras”.

“Lo que vamos a hacer es acomodarla \[la obra\] y adaptarla a las disponibilidades financieras para que en un breve plazo de tiempo pueda haber mejores prestaciones y mejores servicios para el Corredor Mediterráneo, en el ámbito de las mercancías y en el ámbito de los pasajeros”, comentó críptico. “Tenemos que preguntarnos”, apostillo el presidente de Adif a modo de reflexión, “si llegar a un sitio más rápido, justifica determinadas inversiones”.

Del tramo entre Vandellòs y Tarragona, Verdeguer no quiso dar fechas. “No soy capaz de dar una fecha”, agregó. No obstante, destacó que “después de bastantes años en los que no había consignación presupuestaria para ese tramo” este año se fijó y en 2013 habrá más. El exconsejero valenciano de Economía e Industria señaló que el objetivo es que pueda entrar en servicio “relativamente pronto” porque de ese tramo depende mejorar “la conectividad de todo el Mediterráneo”.

Verdeguer anunció, por otro lado, que a lo largo de 2012 se harán las obras necesarias para hacer accesible la pasarela de Malilla, una dotación reclamada durante años por los vecinos del barrio. Al lado de los escalones se levantarán sendas rampas.

Sobre la firma

Cristina Vázquez

Periodista del diario EL PAÍS en la Comunitat Valenciana. Se ha ocupado a lo largo de su carrera profesional de la cobertura de información económica, política y local y el grueso de su trayectoria está ligada a EL PAÍS. Antes trabajó en la Agencia Efe y ha colaborado con otros medios de comunicación como RNE o la televisión valenciana À Punt.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción