Puig apuesta por el federalismo ante el ataque del PP a las autonomías

Elena Valenciano vaticina “otra bofetada” a los pensionistas con más ajustes

Gabriel Echevarría, Elena Valenciano, Ximo Puig y David Cerdán, ayer, en Alicante.
Gabriel Echevarría, Elena Valenciano, Ximo Puig y David Cerdán, ayer, en Alicante.PEPE OLIVARES

“El problema no son las autonomías”, dijo anoche el secretario general del PSPV-PSOE durante la cena-mitin de inauguración del curso político que los socialistas celebraron en un parque al aire libre en Alicante. Ximo Puig tildó de “intolerable” el ataque a las autonomías que está lanzando el PP, y denunció el proceso “recentralizador” del Estado. “Si vivimos en una España plural deberíamos caminar hacia el federalismo y no al contrario”, matizó el dirigente socialista, ante un auditorio de más de mil militantes y simpatizantes procedentes de todas las comarcas valencianas.

Puig también habló de la necesidad de marcar una “alternativa a la contrareforma del PP” para frenar el “desmantelamiento del sistema público. “La privatización nada tiene que ver con la eficiencia”, aseguró el secretario del PSPV. Puig concluyó que los 17 años de gobierno del PP “han llevado a los valencianos a la ruina”.

La cena fría, a base de montaditos y embutidos, y que costó ocho euros a cada comensal, sirvió para ver a históricos dirigentes socialistas en primera fila, como el expresidente de la Generalitat, Joan Lerma.

Los ajustes que está aplicando Mariano Rajoy fueron el blanco de todas las críticas. La vicesecretaria del PSOE, Elena Valenciano, instó a los ciudadanos a “plantarse” contra tanto recorte, y pronosticó una inminente “bofetada” a los pensionistas con más medidas de ahorro, una vez pasen las elecciones vascas y gallegas. Valenciano mostró su “preocupación” por la deriva que está adquiriendo esta crisis en este país que “no puede soportar más las durísimas medidas de ajuste del PP”.

El nuevo secretario general del PSPV, Ximo Puig, quiso expresamente que su primer inicio de curso político fuera en Alicante. La elección no es baladí. En la provincia, y en muchos municipios como en la capital, el PSPV está abierto en canal.

Los afines a Leire Pajín pasaron a un discreto segundo plano

En Alicante las discrepancias entre el equipo que todavía lidera Elena Martín, portavoz socialista, y la nueva ejecutiva de Gabriel Echávarri, afloran cada día. Cualquier declaración de un concejal socialista es al día siguiente matizada, o incluso desautorizada, por el equipo de Echávarri. El penúltimo episodio es la exigencia de la ejecutiva para que el edil Manolo Marín goce de dedicación exclusiva en el Ayuntamiento, en detrimento de uno de los ediles de confianza de Martín. El lunes está previsto una reunión. El sector del exsenador Ángel Franco cuestiona la labor de la portavoz y pretenden prescindir de la que fuera la secretaria de Organización de Jorge Alarte.

El denominado pajinato, integrado por los afines a Leire Pajín, pasó anoche a un discreto segundo plano en el acto. Con la exministra instalada en Nueva York y al margen de cuestiones orgánicas, este sector está débil, y los que todavía mantienen un cargo luchan por sobrevivir. Como es el caso del secretario provincial, David Cerdán, apuesta personal de Pajín, que ahora intenta cohabitar con lermistas y franquistas.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción