Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Más recursos contra centros que segregan

Fete-UGT recurre al TSJ los conciertos de Educación contra siete colegios

La Federación de Trabajadores de la Enseñanza de la UGT del País Valenciano (Fete-UGT) ha recurrido ante el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) los conciertos de la Consejería de Educación con siete colegios valencianos que segregan a los alumnos por sexo. El sindicato también ha llevado a los tribunales la orden de agosto que permite a la Administración educativa contratar a becarios —los english helper— para dar clases de apoyo de inglés, sin tener en cuenta a los maestros especialistas que figuran en las bolsas de trabajo oficiales.

El sindicato ha recurrido la Resolución de 20 de julio de 2012 de la Consejería de Educación, en la que se resuelven los expedientes de incorporación, modificación y prorroga de los conciertos educativos valencianos, y la Orden de 54/2012, de 9 de agosto, para exigir a la Generalitat que cumpla con la Ley Orgánica del Derecho a la Educación (LODE) de 1985, que regula los conciertos, y con la Ley Orgánica de Calidad Educativa (LOE) de 2006, que impide financiarlos.

Fete-UGT defiende que los conciertos autoricen cuando existan necesidades de escolarización, en la localidad, no atendidas por la pública, que el centro atienda a población escolar desfavorecida y que el centro realice experiencias educativas innovadoras.

“Ninguno de estos requisitos se cumple por los centros que segregan por razón de sexo y que no practican la coeducación en sus aulas”, afirman fuentes del sindicato. “Se está vulnerando la ley” porque “no se cumple con la finalidad para la que fueron creados los conciertos escolares”.

"Prevaricación"

Fete-UGT considera que la Administración educativa está “prevaricando”, ya que es “clara y obvia, según el criterio establecido por el Tribunal Supremo en sendas sentencias del 23 y 24 de julio pasado, que la LOE excluye de la posibilidad de concertación a los centros de educación diferenciada por sexos”.

El sindicato puntualiza que la ley considera “legal” separación por sexos en un colegio, que discrimina y no practica la coeducación, “pero no es legal financiarla con dinero público”.

Por lo que se refiere al recurso contra los contratos de los becarios mileuristas de inglés, el sindicato considera que la orden valenciana “comete un grave atentado contra la dignidad y los derechos económicos y las condiciones laborales de los trabajadores de la enseñanza”.

La organización sindical rechaza “terminantemente” esta orden porque está “permitiendo y facilitando es la sustitución de trabajadores docentes, profesores y maestros de inglés, por becarios mileuristas, que tienen peores condiciones laborales”. Es decir, “la mitad de salario por el mismo trabajo y el incremento del 20% de su jornada”.

El sindicato censura estas “prácticas abusivas, contrarias a los derechos económicos y sociales de los trabajadores de la enseñanza y a la mejora del sistema educativo valenciano”. Fete-UGT advierte de que “este tipo de experimentos salieron mal en el pasado”, cuando se implantó la asignatura Educación para la Ciudadanía en inglés. El profesorado que se contrató fuera de la bolsa para impartirla, más de 1.800 docentes, tuvo que ser despedido y “abandonado a su suerte”.