Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Consell ve próxima la dimisión de Blasco

Ciscar: "Siempre hará lo mejor para su grupo parlamentario y también para el Gobierno"

El portavoz del Consell, José Ciscar, tras la reunión del Gabinete.
El portavoz del Consell, José Ciscar, tras la reunión del Gabinete. EFE

El Gobierno valenciano ve próxima la dimisión de Rafael Blasco como portavoz del grupo parlamentario popular. Una decisión que Blasco podría anunciar poco antes de que el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la Comunidad Valenciana haga público si lo imputa o no en el caso cooperación.

El TSJ se declaró el pasado martes competente para investigar el caso del fraude de las ayudas a la cooperación al desarrollo entre 2008 y 2010 cuando Rafael Blasco era consejero de Solidaridad y Ciudadanía. Y en los próximos días el alto tribunal decidirá sobre la imputación del exconsejero y actual portavoz parlamentario, después de que lo haya solicitado la Fiscalía y hasta la propia Generalitat, personada en el caso.

El vicepresidente y portavoz del Consell, José Ciscar, aseguró ayer: “Les puede asegurar, conociendo a Blasco, que es una persona que siempre ha actuado en defensa y en interés de las instituciones de su partido y que él siempre hará lo mejor para su grupo parlamentario y también para el Gobierno”.

Fuentes del PP dan por hecho que Blasco, si el TSJ no resuelve sobre su condición procesal antes, dimitirá como portavoz parlamentario antes del debate de política general que tendrá lugar, previsiblemente el 25 y 26 de septiembre.

En el PP están convencidos de que Blasco no se arriesgará a convertirse en centro de atención informativa en el debate de política general que Fabra quiere aprovechar para recuperar protagonismo y marcar la agenda política con temas como la reducción del número de parlamentarios.

Tras la reunión del Consell, celebrada ayer, el portavoz José Ciscar dejó claro que la renuncia de Blasco, en caso de producirse, se producirá como portavoz del grupo parlamentario, no como diputados.

Según fuentes del Consell, Blasco ha conversado con el presidente Alberto Fabra, sobre su situación en el escándalo de la cooperación, cada vez que los tribunales han adoptado una decisión en la investigación del fraude de las ayudas a la cooperación. Las mismas fuentes consideran que el portavoz quiere mantener, en la medida de lo posible, la iniciativa sobre su complicada situación.

Por otra parte, el Gobierno valenciano informó ayer del cese a petición propia de la secretaria autonómica de Territorio, Arancha Muñoz, cuya vacante será cubierta en los próximos días. Ciscar no ofreció detalles sobre la salida del alto cargo de la Consejería de Infraestructuras y se limitó a señalar que se trata de una decisión personal y elogió la labor realizada por Muñoz.

El Consell aprobó ayer la creación de un registro de facturas de la Generalitat para identificar en tiempo real todos los pagos pendientes en la Administración, tanto las que tienen cobertura presupuestaria como las que estén “pendientes de aplicar a presupuesto”.

El registro permitirá la integración de todas las facturas y su supervisión y control por parte de la Intervención general de la Generalitat. Para centralizar toda la información se ha creado una aplicación informática diseñada de manera específica.

En este contexto de mejora de control del gasto ayer también se constituyó la Corporación Pública Empresarial Valenciana, que dirigirá la reestructuración de las empresas de la Generalitat, donde ya se han iniciado los despidos de centenares de trabajadores.

Ciscar anunció ayer que antes de final de mes, el Consell también decidirá sobre el traslado en 2013 de los dos días festivos autonómicos —9 d’Octubre y San José— a los lunes más próximos. Una cuestión que todavía no está decidida y que ha encontrado resistencias en el colectivo fallero, en el caso de San José, y en la oposición política en caso del día de la Comunidad Valenciana.

Durante la reunión del Consell, también se aprobaron dos convenios, de 30.000 y 25.000 euros, para promocionar los cítricos y la uva embolsada de la comarca del Vinalopó, respectivamente.