Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
los efectos de los recortes en educación

El curso comienza con 4.524 profesores menos en las aulas

La plantilla de la enseñanza pública retrocede a los niveles de 2007

El curso comienza con 4.524 profesores menos en las aulas Ampliar foto

Los años de crecimiento continuado de la plantilla de docentes en la educación pública andaluza se han terminado. De hecho, este curso escolar arranca en la enseñanza obligatoria con menos profesores y maestros. En concreto, con 4.524 docentes menos, lo que supone un descenso del 4,6% respecto a septiembre de 2011.

La plantilla en los colegios e institutos públicos ha aumentado de forma continuada durante los últimos 15 años. Pero la mala situación económica ha terminado con esta evolución, pese a que el número de alumnos se mantiene o crece levemente. El curso anterior la incorporación de profesores prácticamente se congeló, con 198 trabajadores más, frente a los 1.663 de 2010.

MÁS INFORMACIÓN

  • Víctimas del aumento del horario lectivo

Este año habrá 93.644 docentes en todo el sistema, aunque esta cifra puede variar algo de aquí a que comiencen las clases, que en infantil y primaria arrancan el 10 de septiembre y el día 17 en secundaria y FP. La importante reducción de profesores lleva a que la enseñanza pública andaluza, donde estudia alrededor del 75% del alumnado, retroceda a los niveles del curso 2007-2008, cuando había 92.090 docentes.

Detrás de la reducción que se registra este curso hay toda una cadena de oposiciones fallidas, recursos judiciales y decretos gubernamentales, además de la complicada situación económica que afecta a todas las Administraciones.

La consejera de Educación, Mar Moreno, achaca la disminución de la plantilla al decreto que el Gobierno central aprobó en abril, en el que se fijó un aumento del horario lectivo de los docentes. En el caso de Andalucía, ha supuesto que los profesores de los institutos tengan que dar dos horas más de clase a la semana. Al ampliarse esa jornada, se necesitan menos docentes. En concreto, según Moreno, se han contratado a 4.502 eventuales menos en los institutos. En los colegios no se ha producido este fenómeno, ya que la jornada de los maestros continúa siendo la misma que el curso anterior.

Varias decenas de interinos afectados por estos recortes se manifestaron ante la sede de la Consejería de Educación la semana pasada. Culparon al Gobierno central de su situación, pero también acusaron a la Junta de Andalucía de no evitar la salida de eventuales del sistema. Según los afectados, la consejería podría haber amortiguado el impacto del decreto si contabilizara como horario lectivo las guardias de los profesores.

¿Se podría haber evitado la no contratación de los 4.502 interinos? "Imposible", sostiene Moreno. "Ya hemos hecho todo lo posible, incluido un recurso ante el Constitucional contra el aumento del horario", añade.

Tras la reducción de la plantilla hay imposiciones por decreto-ley, pero también razones económicas. Cuando Moreno sostiene que la Junta ha "hecho todo lo posible" se refiere a las ratios en las aulas. El Gobierno estableció en el mismo decreto de abril el aumento del número de alumnos por unidad. Se pasaba del 10% de margen que establece la Ley Orgánica de Educación (LOE), a un 20%.

Tras tomar posesión como consejera, Moreno dejó abierta la puerta a que Andalucía tuviera que utilizar, finalmente, ese 20% de margen y, por lo tanto, incrementar el número de estudiantes por clase, lo que supondría otra reducción de docentes. "Decir que el aumento de las ratios es voluntario es una broma", dijo entonces la consejera, en referencia a las restricciones económicas impuestas por el Ejecutivo central.

Finalmente, Educación anunció que mantendría este año las ratios como el anterior curso. "Se han salvado a 3.373 docentes", señala ahora Moreno. "Si se hubiera aplicado el aumento del horario y el de las ratios se habrían perdido cerca de 8.000 empleos", afirma.

La consejera reconoce que este curso se está "forzando más la máquina" en el asunto del número de estudiantes por clase. "Se está utilizando más el 10% de la LOE, pero nunca el 20%", dice Moreno. Además, según la consejera, ese aumento del 10% solo se está realizando en el primer curso de Primaria y no se ha generalizado, algo que hubiese supuesto más reducciones de unidades y, por lo tanto, de profesores.