Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Códice servirá para montar la segunda gran exposición del Gaiás

Las cinco diócesis gallegas cederán otros once manuscritos medievales

Presentación de la exposición del 'Códice Calixtino' en el pazo de Xelmirez
Presentación de la exposición del 'Códice Calixtino' en el pazo de Xelmirez

La Cidade da Cultura también quiere aprovecharse de la desdichada fama del Códice Calixtino. El conselleiro de Cultura, Jesús Vázquez, confirmó ayer en rueda de prensa que, junto con otros once manuscritos medievales que “llevan siglos custodiados por la Iglesia”, la obra servirá para montar, durante tres meses, la segunda gran exposición del Gaiás. Cedidos de los fondos de los archivos de las cinco diócesis gallegas, los otros códices, que recopilan la historia de Galicia entre los siglos IX y XV, serán expuestos al público por primera vez.

En una gran foto de familia, acompañado por representantes religiosos de todas las diócesis (incluído el deán de la catedral de Santiago, José María Díaz) y por miembros de su propia consellería y de la Fundación Cidade da Cultura, Vázquez aseguró que la muestra, “aunque pequeña, es de un valor incalculable”, si bien, no supo precisar la fecha exacta de su inauguración, ya que “aún hay un par de obras [una proveniente de la diócesis de Lugo y otra de la de Tui] que requieren restauración” antes de poder ser expuestas. El responsable de Cultura sí avanzó, sin embargo, que será “a más tardar a primeros de octubre”, lo que la haría coincidir con el comienzo, el día 5, de la campaña electoral gallega.

La inauguración podría coincidir con el inicio de la campaña electoral

También quiso destacar la labor de la comunidad eclesiástica que, en colaboración con la Fundación Cidade da Cultura, lleva trabajando en la muestra “ya desde la semana posterior a que el Códice fuese recuperado” y, aunque ha sido cuestionado por la Fiscalia, que recomendaba no moverlo de la Catedral, destacó que “una exposición en el Gaiás es la única posibilidad de juntar estas 12 joyas” medievales, porque el Museo de Galicia “cumple con las condiciones de seguridad, climatización y exposición necesarios” para este proyecto expositivo, sin tener que realizar una gran inversión para acondicionar el lugar”. En este sentido, el conselleiro anunció que ya se están llevando a cabo los contactos necesarios con el delegado del Gobierno, Samuel Juárez, para que la Policía Nacional se involucre en el dispositivo de seguridad que se habilitará para la muestra, y evitar así el elevado coste de mantener los códices medievales a la vista de todos. Desde Cultura se está buscando “mecenazgo” para evitar que la exposición tenga que ser de pago, aunque según Vázquez, independientemente de eso, el presupuesto de la misma “no será significativo”, aunque sin precisar ninguna cantidad. Iago Seara, coordinador de la sección de Patrimonio Histórico y Bienes Culturales del Consello da Cultura Galega, alaba la decisión de promocionar y difundir el patrimonio gallego mediante una muestra con un horizonte expositivo finito, siempre y cuando no se ponga en peligro la integridad de los elementos expuestos. “Si se cumple con los protocolos de buenas prácticas, me parece muy bien que se expongan estas obras que casi nadie conoce”, añade Seara.

Cultura busca “mecenazgo” para evitar que haya que pagar entrada

Pero no todo el mundo comparte esta iniciativa de la consellería. La plataforma ciudadana Cultura Sí, Mausoleo Non ha denunciado el mercadeo entre el conselleiro de Cultura y el arzobispo de Santiago, Julian Barrio, para obligar a los ciudadanos y peregrinos a visitar la Cidade da Cultura si quieren ver el Códice Calixtino, lo que consideran un “timo” para tapar el “fracaso de las exposiciones del Gaiás”, al querer aprovechar la expectativa generada por la exposición pública de la obra recientemente recuperada, que ha obligado al Cabildo a alargar su periodo de exposición en la catedral.

Los manuscritos que, cedidos por el mismo Cabildo compostelano, formarán parte de la muestra serán, además del Códice Calixtino, la Historia Compostelana, del siglo XIV, Tumbo A, que detalla los privilegios de la diócesis compostelana y el Breviario de Miranda, cumbre de las miniaturas bajomedievales en Galicia. La diócesis de Lugo aportará el Libro IX de las bulas papais y los Privilegios Reais, y la de Orense el Misal Auriense, primer incunable gallego, y el Breviario Auriensis. Desde Mondoñedo-Ferrol llegarán el Tumbo Pechado y la Legenda Maior de San Francisco y la diócesis de Tui-Vigo cederá el Libro Pontifical y el Pasionario Tudense.

Más información