Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El arte pende de los balcones

120 artistas de 24 países participan en una muestra de arte textil contemporáneo en Gata

"Art al Vent" propone una reivindicación de las colchas y de los "cobertors" de toda la vida

Una calle de Gata engalanada con obras de arte que imitan los antiguos ‘cobertors’.
Una calle de Gata engalanada con obras de arte que imitan los antiguos ‘cobertors’.

Se parecen a las antiguas colchas o cobertors que engalanaban los balcones de las casas nobles en las procesiones religiosas. Sus dimensiones son las mismas y su presencia sigue hablando de un pueblo mediterráneo en fiestas, que vive sus noches de verano en la calle. Pero si las de antes rendían tributo al santoral, con sus texturas adamascadas o de ganchillo, las de hoy son creaciones puramente artísticas que despliegan su mensaje través de una amplia variedad de lenguajes, técnicas y materiales.

 “Gata de Gorgos es una de las poblaciones que mejor ha sabido conservar esta tradición”, explica Josep Ginestar, profesor de la Escuela de Plástica Experimental A. Vives y coordinador de Art al Vent. “Lo que proponemos es una reivindicación y una relectura de este fenómeno, pero en clave contemporánea”.

120 artistas de 24 países, entre ellos Alemania, Cuba, Egipto, Japón, Estados Unidos, Siria o Haití, participan en la IX edición de este certamen internacional, el más importante de arte textil al exterior que se realiza en España. “Estamos en una fase de crecimiento cualitativo”, señala Juan Pedrós Talens, regidor de Cultura de Gata. “Este año, por primera vez, un jurado ha tenido que seleccionar las obras que nos han enviado y 40 se han quedado fuera”.

Josep Ginestar: "Proponemos es una reivindicación de este fenómeno, pero en clave contemporánea".

Las elegidas se quedarán hasta el 9 de septiembre en el casco antiguo de Gata, en un circuito que conduce desde la plaza de la Iglesia hasta la señorial calle de la Bassa. Telas pintadas en acrílico, bordados, tapices, fotografías impresas, confecciones de patchwork, lienzos decorados con botones, cremalleras, papel de organza o arena del desierto del Sahara conforman un original universo de tejidos y colores que invitan a callejear, perderse y redescubrir esta localidad de la Costa Blanca, para disfrutar, como reza la campaña turística del consistorio, “de una verdadera experiencia de pueblo”. La propuesta no deja de ser un medio para dinamizar la economía y el turismo. “Desde el ayuntamiento hay una clara voluntad de convertir Art al Vent en una seña de identidad de Gata y crear así una marca cultural en un pueblo de gran tradición artesana”, asegura Guillermo Cholbi, concejal de Turismo y Promoción Económica.

Diversas actividades complementan la reflexión entorno a la creación textil, desde una velada literaria con las escritoras Carme Miquel, Pepa Guardiola y Xaro Cabrera, a conciertos, danzas y un mercadillo nocturno.

Para los que se pierdan este evocador diálogo entre tradición y modernidad, con el viento como intérprete y aliado, el claustro del antiguo convento del Carme de Valencia acogerá en febrero una selección de 25 telas. Y en junio, la muestra viajará hasta la ciudad holandesa de Kerkrade.