Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La música callada

Colina, Miralta & Sambeat cierran los actos de celebración del 30 aniversario del Café Central

Lunes, 9 de la noche. A las puertas del Café Central se agolpa una multitud ansiosa por hacerse un hueco en la sala. “Lo siento, señor, el aforo está completo”. Y el señor se vuelve a su casa sin saber que, hace nada, los mismos que esa noche tienen anunciada su actuación hacían lo propio en el mismo escenario sin que la audiencia superara la veintena. La diferencia estriba en que, esta vez, Colina, Miralta & Sambeat cierran los actos de celebración del 30 aniversario de la sala, cosa que viene ocurriendo con el mayor de los boatos y aforo completo cada noche. Con esto que Colina, Miralta & Sambeat no desmerecen a quienes les han precedido —Chano Domínguez, Zenet y Paquito d’Rivera— y aún hay quien opina que su música tiene más sustancia que la de los anteriores.

Uno les tiene escuchados a estos tres en Buenos Aires ante un auditorio de varios miles puestos en pie, pidiendo la vuelta al ruedo para los diestros. CMS es un trío de altos vuelos y sonido delicado, lo que tiene que ver con que actúan sin amplificación de ningún tipo. Su especialidad consiste en tocar a Thelonious Monk y a John Coltrane a ritmo de bulería, y a Consuelo Velázquez (Verdad amarga) y Miriam Makeba (Pata pata) como si se tratara de sendas compositoras de jazz. Son tres improvisadores de pura raza, cada uno a su manera. La gracia consiste en juntarles y ver qué pasa. Sin desmerecer a sus compañeros de escenario, el personal termina quedándose con Colina, el contrabajista preferido de aquellos que saben, cuyos solos se sabe dónde empiezan pero nunca dónde terminan. Un músico excepcional, se le mire por donde se le mire. Colina, Miralta & Sambeat —acaso, el mejor trío de jazz en este país— van a estar en el Café Central hasta el próximo domingo (incluido). Hágase un favor el lector y acuda a escucharlos. Con tiempo, a ser posible.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram