El estreno de la ópera ‘Java suite’, de Agustí Charles, emociona en Peralada

La obra, en un solo acto, es la tercera colaboración entre el compositor y el libretista Marc Rosich

La soprano María Hinojo en un momento del estreno de la ópera 'Java suite' en Peralada.
La soprano María Hinojo en un momento del estreno de la ópera 'Java suite' en Peralada.JORDI MESTRE

El estreno absoluto de la ópera de cámara Java suite, de Agustí Charles ha hecho vibrar en la noche de este marte a un centenar de espectadores del Festival de Peralada, que han sido testigos de un espectáculo de gran intensidad vocal, luces, sombras y un mensaje de denuncia a la indiferencia.

La ópera de un solo acto, que es la tercera colaboración del compositor Agustí Charles y el libretista Marc Rosich, consigue embaucar al público desde el minuto cero con un escenario minimalista en el que tan solo hay un sofá, varios libros, y una pantalla gigante con imágenes grabadas bajo el agua.

La sensación de tenebrosidad de la historia, que explica la peligrosa relación de dos hermanos adinerados que han perdido la noción del bien y del mal, se acentúa con el entorno que rodea el escenario, el claustro de la iglesia del Carmen, en un anexo del castillo de Peralada, con iluminación tenue en plena noche cerrada.

Los dos hermanos, interpretados en catalán por la soprano María Hinojosa y el barítono Xavier Mendoza, viven en una villa sobre el Mediterráneo y disfrutan embaucando y torturando jóvenes intelectuales que les hacen sentir insignificantes en su ignorancia.

La historia es una denuncia de la indiferencia generalizada frente a la situación de muchos jóvenes y niños en países subdesarrollados, en los que algunos pocos privilegiados, implantan imperios comerciales e industriales que en su ambición de crecer se llevan por delante la vida de miles de jóvenes.

En esta ocasión, el joven embaucado por la pareja de esta Java Suite, el actor Max Grosse -que no canta-, representa en su persona a los jóvenes que sufren y mueren en la fábrica que los dos adinerados hermanos poseen en la isla de Java.

Además de este paralelismo, la obra ofrece un original guiño al proyectar imágenes en la pantalla de los propios protagonistas bajo el agua, a punto de ahogarse, al igual que el imperio textil de los dos personajes principales en Java, que ha quedado arrasado por una subida de las aguas, según narra la historia.

Tan solo tres protagonistas sobre el escenario durante algo más de una hora, únicamente acompañados por tres voces femeninas de un coro, varios instrumentos de percusión suave y una viola de gamba. Todo ello dirigido desde una esquina de forma precisa por el director musical, Nacho de Paz, y desde la sombra de las bambalinas por la directora de escena, Rita Cosentino, que han salido al escenario al final de la función, para recibir la calurosa ovación de cerca de un centenar de espectadores.

Esta ópera de bolsillo y nueva creación, que es un memorial del crítico musical y asesor del festival Luis Polanco, ha puesto el broche inicial a la última semana de espectáculos del Festival de Peralada, que finalizará el próximo 22 de agosto con la gala lírica a cargo del tenor alemán Jonas Kaufmann.

El escenario de este festival veraniego albergará además en los próximos días el Barcelona Ballet con Ángel Corella y Chi Cao, y el concierto homenaje al compositor Xavier Montsalvatge.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50