Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Socialistas y PP plantan a Izagirre

Los concejales de los dos partidos renuncian a acudir al tradicional almuerzo de Semana Grande

Ramón Gómez: “No tenemos nada que compartir”

Izagirre (izquierda) estrecha la mano del pesidente del PNV, Iñigo Urkullu, en la recepción. A la derecha, el líder peneuvista guipuzcoano, Joseba Egibar y tras él Eneko Goia, su portavoz municipal.
Izagirre (izquierda) estrecha la mano del pesidente del PNV, Iñigo Urkullu, en la recepción. A la derecha, el líder peneuvista guipuzcoano, Joseba Egibar y tras él Eneko Goia, su portavoz municipal.

Era previsible, pero no seguro. El PSE y el PP plantaron ayer al alcalde de San Sebastián, Juan Karlos Izagirre, de Bildu, en el tradicional almuerzo ofrecido en el Salón de Plenos con motivo de la Semana Grande para concejales, periodistas y trabajadores municipales. Un hamaiketako en el que el regidor realizó un balance “muy positivo” en el ecuador de las fiestas, hizo un quiebro con la polémica continuidad de los toros en Illunbe el año que viene y no dio importancia a que no hubiese ni un solo representante de ambas formaciones de la oposición. Aseguró que no se había fijado en las ausencias y presencias.

En cambio, sí estuvieron presentes los concejales del PNV acompañados por el presidente de su partido y candidato a lehendakari, Iñigo Urkullu, y el presidente del PNV de Gipuzkoa, Joseba Egibar. El portavoz municipal peneuvista, Eneko Goia, declaró que acudían al almuerzo como todos los años durante las fiestas “con total normalidad”.

Poco después, la izquierda abertzale difundía un comunicado en el que arremetía con dureza contra Urkullu por su actitud con respecto a la huelga de hambre del preso etarra Iosu Uribetxeberria.

Izagirre cambió el año pasado el habitual chocolate con churros por la sidra, los pintxos y las tejas de Tolosa. El polémico brindis que el alcalde y varios concejales del PP, realizaron entonces rondaba en el ambiente. El portavoz popular, Ramón Gómez Ugalde, cuya imagen brindando con Izagirre levantó tanta polémica que le obligó a pedir excusas públicamente, explicó en una conversación telefónica a los periodistas desde el lugar donde se encuentra de vacaciones, que no tienen “nada que compartir” con el alcalde en “un hamaiketako que no es institucional”. Gómez Ugalde sostuvo que el año pasado asistieron al acto porque entendían que tenían que estar al “acabar de comenzar la legislatura” pero que ahora han visto “la actitud del alcalde contra los grupos de la oposición”.

Urkullu acompañó a los representantes de su partido en Gipuzkoa

En similares términos se expresó el portavoz socialista, Ernesto Gasco, quien aseguró que su grupo, al igual que ya hizo el año pasado, no han querido asistir a “falsos brindis” después de que el alcalde les haya excluido de la “vida política” al destituir a sus representantes en el Consorcio Autoridad del Transporte de Gipuzkoa. El pasado día 3, el equipo de gobierno municipal decidió sustituir a Susana García Chueca y Denis Itxaso por Nora Galparsoro y Axier Jaka, ambos de la coalición abertzale. Gasco señaló entonces a este periódico que ese comportamiento cerraba “cualquier punto de comunicación” con su grupo.

Izagirre recalcó que las fiestas se desarrollan de manera “muy positiva”, sin que se haya producido “ningún percance fuera de lo habitual”. Eso sí, no quiso entrar en la polémica sobre si habrá corridas de toros el año próximo en la ciudad. “De eso ya hablaremos otro día”, dijo, aunque sí reiteró que el uso del complejo de Illunbe será “preferentemente deportivo”.

El equipo de gobierno no ha aclarado todavía si se renovará el contrato con la empresa taurina concesionaria de la plaza, aunque lo que sí ha confirmado es que el Lagun Aro continuará disputando allí sus partidos la próxima temporada.

Por la tarde, Izagirre no asistió, por segundo año consecutivo, a la tradicional Salve a la Virgen en la basílica de Santa María del Coro, uno de los actos más solemnes de las fiestas, que siguieron miles de personas. El alcalde rompió en 2011, sus primeras fiestas al frente de la corporación, con la presencia durante 20 años, al menos los que Odón Elorza gobernó la ciudad, en la que de forma oficial el Ayuntamiento participaba en el acto religioso. Ayer acudieron concejales de todos los grupos, incluido el concejal de Bildu Josu Ruiz a título personal.