Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Arrecia la protesta social por el cierre de urgencias sanitarias en La Marina Alta

Los alcaldes acuerdan solicitar una reunión urgente al consejero de Sanidad

La Plataforma para la Defensa de la Sanidad Pública de La Marina Alta y varios alcaldes de la comarca han intensificado sus críticas por el cierre de las urgencias sanitarias de los centros de salud de Ondara, El Verger, Pedreguer y Gata de Gorgos. El colectivo de usuarios y los regidores aseguran que el interés de la empresa Marina Salud, que explota la gestión de esta área de salud, es “únicamente hacer caja, incrementar los beneficios de la empresa, sin importar las consecuencias en la salud de los ciudadanos”, precisa la plataforma en un comunicado.

Representantes de la plataforma celebraron en la mañana de este lunes una reunión con los alcaldes de Pedreguer, Llosa de Camatxo, Benidoleig y Jesús Pobre. La plataforma entregó a los alcaldes un informe con el pliego de condiciones administrativas que la firma Marina Salud está obligada a prestar, “así como las modificaciones posteriores y un documento elaborado por Marina Salud donde se establece un argumentario de razones para que los profesionales sanitarios sepan lo que les tienen que decir a los ciudadanos”, recoge el comunicado.

La plataforma mantiene que Marina Salud no deriva ningún paciente ni al hospital de La Pedrera ni al Clínico de Valencia ni a La Fe. “Y a ello se suma el cúmulo de pruebas diagnosticadas que solicitan los médicos para sus pacientes y que se quedan paralizadas en el cajón del jefe de admisión para evitar su coste”, asevera el colectivo.

La plataforma denunció “el malestar que tiene la población de La Marina Alta con la empresa Marina Salud desde que hace más de tres años se hiciera cargo de la sanidad de nuestra comarca y que no ha hecho más que aumentar hasta que la indignación general ha explotado con el cierre de centros de salud”.

Los alcaldes acordaron solicitar una reunión urgente al consejero de Sanidad y anunciaron que estudian la posibilidad de presentar un recurso judicial contra los supuestos incumplimientos del pliego de condiciones por parte de la firma Marina Salud. Los regidores destacaron la deuda que Marina Salud tiene con el Ayuntamiento de Dénia desde 2008 por la licencia de obra y el impuesto de obras, que asciende a un total de 1.650.000 euros.

Miembros de este colectivo volvieron a concentrarse anoche ante los centros de salud de Ondara, Pedreguer y Gata de Gorgos. Estas concentraciones se realizan todos los lunes en distintas localidades de la comarca desde hace un mes.