La Comunidad suelta 600 sapos parteros en Peñalara para evitar su extinción

Los anfibios mueren por el ataque de un hongo surafricano que les provoca una enfermedad Los ejemplares portan un chip para controlarlos y comprobar la repoblación

Los sapos parteros en el parque regional de Peñalara.
Los sapos parteros en el parque regional de Peñalara.COMUNIDAD DE MADRID

La Comunidad de Madrid ha soltado esta mañana a 600 sapos parteros en el parque regional de Peñalara, en la sierra de Guadarrama, con la intención de proteger y repoblar el hábitat de estos anfibios que están en peligro de extinción. Esta especie muere por el ataque de un hongo surafricano que se les adhiere a la piel y les ocasiona una enfermedad llamada quitridiomicosis.

El viceconsejero de Medio Ambiente, Luis Asúa, que ha acudido hoy a la suelta de los sapos, ha explicado que en 1997 se descubrió la existencia de este hongo, introducido por el hombre desde Suráfrica. Según ha declarado el viceconsejero, este hongo “se ha extendido por los humedales de toda Europa". Asúa ha dicho durante el acto que la repoblación de estos anfibios "supone mantener la biodiversidad del Parque de Peñalara".

Los 600 sapos parteros disponen de un chip destinado a controlar cada uno de los ejemplares y comprobar el proceso de la repoblación de la zona. Además, según han explicado, han sido rociados con funguicidas para evitar el contagio del hongo.

El director del Parque de Peñalara, Juan Vielva, ha dicho que el parque es un humedal importante a nivel internacional, ya que tiene una gran biodiversidad con un total 10 especies de anfibios que se distribuyen en las 249 charcas.

"Los anfibios son bioindicadores del estado de salud de un espacio, son el testimonio de que todo va bien", ha afirmado Vielva. Ha agregado que el Centro de Cría en Cautividad de anfibios Amenazados ha estado criando este sapo partero durante dos años después de completar su metamorfosis para garantizar su supervivencia.

Tras la liberación de más de 400 ejemplares en los últimos años, se ha logrado establecer dos nuevos núcleos de cría en el Parque, donde la especie había desaparecido, y se han reforzado otros seis, donde la población original se había visto mermada en un 98%. Con la suelta de estos 600 nuevos ejemplares se espera potenciar sustancialmente la recuperación de esta especie, aseguran desde la consejería de Medio Ambiente.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS