La última sesión de Paco Morán

Un filme protagonizado por el actor se estrena en Barcelona y Madrid

Paco Morán, junto al director Francesc Paez, en un descanso del rodaje de Última sesión.
Paco Morán, junto al director Francesc Paez, en un descanso del rodaje de Última sesión.

Era un sábado de 2008 en Mataró y el recientemente fallecido Paco Morán (Almodóvar del Río, Córdoba, 1930 - Barcelona, 2012) llevaba como solía su coche al túnel de lavado habitual. Ahí trabajaba de encargado Francesc Paez (Mataró, 1978) que un día se armó de valor y le presentó un guión al genial y popular actor. Morán le llamó al día siguiente y le dijo que adelante. La sorpresa de Paez fue mayúscula, y así empezó la andadura de Última sesión, una película póstuma que se estrenó ayer en Barcelona (Cines Alexandra) y en Madrid (Pequeño Cine Estudio), de momento durante una semana.

La cinta, de 80 minutos de duración, se rodó en el Foment Mataroní de la capital del Maresme. La sinopsis de la cinta de Paez es la que sigue: una historia coral de seis personajes que viven el último día de vida del cine Monumental. Paco Morán que encarna el personaje de Mauri, el acomodador, ve como gran parte de su vida se va al garete. “Él tenía muchas ganas de hacer algo dramático”, cuenta Francesc Paez, “quizás aceptó por eso”.

“Era muy generoso”, expone este director novel y sociólogo. Y no se refiere solo a que no quisiera cobrar por este trabajo, o que ofreciera su propia casa para los ensayos, sino también a que “lo hacía todo fácil, más fácil para los demás”. Paez recuerda las llamadas constantes de Morán para preocuparse por el montaje y por la posibilidad de distribución. Se trata de una coproducción modestísima: Paez puso 30.000 euros y Activa Films la infraestructura.

“Si tuviera que definir a Paco Morán diría que era un tío muy libre, que hacía lo que le daba la gana, y eso es digno de admirar”, subraya Paez.

A Morán la película le encantó. “La vimos en su casa —destaca el director de cine— en una superpantalla que tenía, y se gustó el tío, con el whisky en la mano, lo saboreó”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS