Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Seguridad aérea autoriza la instalación de la noria gigante de la Feria de Málaga

AENA acredita que la atracción no compromete la seguridad ni afecta a los vuelos

Un operario trabajaba ayer en el montaje de la noria gigante.
Un operario trabajaba ayer en el montaje de la noria gigante.

Finalmente, la noria gigante sí girará durante la Feria de Málaga. Tras la polémica surgida por la instalación de esta atracción, que incumplía los límites de altura de la servidumbre del aeropuerto, la Agencia Española de Seguridad Aérea (AESA) ha emitido este jueves una resolución por la que le concede una autorización temporal.

Tras la negociación impulsada por el Ayuntamiento, AESA ha concedido este permiso en virtud de un informe de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) que acredita que “la instalación proyectada no compromete la seguridad ni queda afectada la regularidad de las operaciones de las aeronaves”. El aeropuerto de Málaga informará a los pilotos de la presencia temporal de la noria, sus coordenadas de localización, la cota del terreno y altura máxima alcanzada. Tras haber ordenado su desmontaje, el Ayuntamiento revocará hoy el decreto.

El aeropuerto informará a los pilotos de la presencia temporal de la atracción

Ya el pasado 31 de julio, la Asociación de Feriantes de Málaga, encargada de la distribución y adjudicación de los espacios de atracciones en el Real de Cortijo de Torres, encargó que se realizara un peritaje porque detectó que la noria podría superar la altura permitida. A la espera del resultado, el pasado lunes el Ayuntamiento ya comunicó a la empresa que paralizara el montaje.

La atracción también fue denunciada por la empresa Berral Atracciones que aseguraba que la noria incumplía la normativa. “No solo por seguridad aérea, la atracción obstaculiza el carril de emergencia, hace imposible que hasta allí llegue un coche de bomberos y ocupa parte del terreno destinado para las caravanas de los feriantes”, afirma el abogado de la empresa, Julio Baños, quien puntualiza que también se ha denunciado la inactividad del Ayuntamiento para velar por el cumplimiento de las órdenes de paralización y desmontaje. “El lunes ya le notificaron al propietario de la noria que debía detener el montaje, pero no hizo ni caso”, asegura Baños.