Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cierval critica las “castas” de los funcionarios y aboga por despidos

José Vicente González plantea reducir la Administración. Los sindicatos creen que la patronal ha sido cómplice de la crisis

José Vicente González, presidente de Cierval.
José Vicente González, presidente de Cierval.

El presidente de la patronal de la Comunidad Valenciana (Cierval), José Vicente González, aboga por que haya “menos funcionarios” al considerar que, en la actualidad, “parece que sea un régimen de castas” y, a su juicio, los trabajadores deberían ser “todos iguales”. González plantea en una entrevista con Europa Press que se haga con los empleados públicos “lo que han hecho las empresas, ni más ni menos”, en referencia a los despidos, “porque hacen falta las plantillas que hacen falta”.

El líder de la patronal autonómica admite que es “un proceso largo” que “no se puede hacer en tres días”, pero subraya que, precisamente por ese motivo, “cuanto antes se empiece, mejor”. A su juicio, “es el colmo del escándalo que digan ‘oiga, es que irán al paro’ porque es lo que les ha pasado a los de las empresas privadas y no sé por qué razón los funcionarios tienen que tener más derechos que cualquier trabajador”.

Como ejemplo, cuestiona que “se escandalicen tanto cuando les han quitado tres de los seis días moscosos”, ya que “los que trabajan en cualquier empresa no han tenido ningún moscoso nunca y nunca han dicho nada, y ahora se hunde el mundo”. Y añade: “Ya está bien, esto parece que sea un régimen de castas”.

La reacción de los sindicatos no se hizo esperar. “Es la línea de trabajo de la Generalitat y aplaudida por los empresarios”, aseguró ayer Salva Roig, portavoz de CC OO, “no se plantean aumentar la calidad, quieren privatizar los servicios públicos para que hagan negocio los de siempre”.

“Es un ataque al modelo del que nos

hemos dotado”, denuncia CC OO

Vicent Mauri, de Intersindical, explicó que las palabras de González son un ejemplo de la “catadura moral” de los empresarios: “Lo que pretenden ahora es socializar las pérdidas durante la crisis cuando en la época de bonanza no se socializaron las ganancias”.

“La única casta que conocemos es la legión de empresarios valencianos que han situado a nuestra comunidad autónoma como líder nacional de la economía sumergida, que es uno de los principales problemas economicos de este territorio”, criticó ayer el portavoz de CC OO.

“Se culpabiliza a los empleados públicos de la actual situación de crisis de una forma totalmente injusta”, denunció Roig, “cuando los problemas actuales, además de por el despilfarro del PP y la corrupción, parten precisamente del modelo economico especulativo desarrollado en esta comunidad y que durante años ha sido aplaudido y bendecido por la patronal valenciana”.

A juicio de CC OO, el deseo de Cierval de despedir a funcionarios “es una irresponsabilidad” que afectará a los ciudadanos. “Las palabras de González son una parte de la campaña de desprestigio contra la función pública”, apuntan desde CC OO, “es un ataque al modelo del que nos hemos dotado, tanto en España como en las comunidades autónomas, en el que todos los servicios básicos están prestados por trabajadores públicos”. Roig añadió que el sistema está avalado por unas rátios de trabajadores que hacen que “los servicios se estén prestando con unos niveles óptimos de calidad”. Y se pregunta qué es lo que quieren los empresarios, “¿que se despidan a todos los trabajadores de los hospitales?”.

Por último, CC OO criticó los despidos acometidos por el gobierno de Alberto Fabra, que hacen que “los servicios públicos estén ahora bajo mínimos y se puede poner en peligro derechos como la sanidad, la enseñanza, la seguridad...”.

Desde Intersindical, Mauri explicó que “los funcionarios garantizan la independencia de la administración pública”, puesto que de otro modo estaría al servicio de los gobiernos de turno y no de los ciudadanos. Y aseguró que en la Comunidad Valenciana hay menos funcionarios de media que en España y muchos menos que la media de la Unión Europea. Además, explicó que en los años de bonanza económica los funcionarios han perdido 18 puntos de poder adquisitivo.

“La crisis deberían pagarla quienes la han generado, que son los especuladores, los bancos y algunos empresarios que no han sido modelo de gestión”, añadió, y puso el ejemplo del expresidente de la COE, Gerardo Díaz Ferrán, “que ha quebrado empresas y hasta tiene que responder ante la justicia”. Por último, Intersindical se quejó de que la reforma laboral impulsada por el PP, a la que se opusieron los sindicatos, lo único que ha hecho ha sido destruir puestos de trabajo.

Pero el presidente de Cierval dejó ayer muy clara la postura de los empresarios. Incluso culpó a los trabajadores públicos de ralentizar a propósito los servicios: “Si hay menos funcionarios, habrá menos leyes y las cosas funcionarán mejor porque al final, cada uno defiende su parcela y si hay diez personas en un sitio donde con cinco podría ir fenomenalmente bien, en vez de simplificar los procedimientos, esas diez personas se van a inventar un trámite más para justificar que están allí, y le complican la vida al ciudadano”.

Sobre la posibilidad de eliminar las Diputaciones provinciales también habló González, que recalcó que “lo importante es que haya una Administración más adelgazada y más ágil”. En este sentido, se mostró de acuerdo con que “si es más eficaz que los servicios que dan cuatro municipios se den desde la Diputación, que se den”, pero cuestionó que “sea necesario mantener tantos órganos políticos”. “¿De verdad hace falta tener un miniparlamento también en las Diputaciones?”, añadió.

Igualmente, en cuanto a los efectos que tendría rebajar el número de consejerías, subrayó que “lo que hay que hacer es rebajar el gasto total”.