_
_
_
_
JOSÉ A. BLAS | CANTANTE DE LA PARÍS DE NOIA

“La verbena va a perdurar, los jóvenes están volviendo”

“La competencia que tenemos con la Panorama es buena para ambos”

José Antonio Blas, en el escenario de la París de Noia.
José Antonio Blas, en el escenario de la París de Noia.ÓSCAR CORRAL

Es seguido por cientos de fans en todas partes y lleva más de 30 años sobre el escenario. Sin embargo, no se ha cambiado el nombre y tiene muy claro que hay que seguir ganándose el pan cada noche. José Antonio Blas es uno de los cantantes principales de la orquesta París de Noia, una de las aspirantes al trono veraniego de las verbenas gallegas que viven su punto álgido durante las semanas veraniegas. La entrevista se desarrolla a pie de barra en O Eixo (Santiago), donde la orquesta actúa esta noche. Aparte de cantar, Blas hace muchas más cosas. Acaba de bajarse del escenario, donde ha comprobado que está todo en orden cuando aún faltan más de dos horas para la actuación.

P. ¿Cómo llegó a formar parte de la París de Noia?

R. Lo de la música me viene desde cuando era chaval en Redondela. Lo que pasaba es que era difícil vivir de eso, hasta que en la mili conocí al director de la París de Noia, Miguel Anxo, quien me propuso incorporarme para reformular el proyecto. Así que desde el año 1981 estoy aquí, he hecho de todo, tocar la guitarra, los teclados, cantar... y mientras pueda seguiré.

P. Con la fama que tienen actualmente deben de ganarse muy bien la vida, ¿es así?

R. Llevo viviendo de esto 31 años y por suerte he podido sacar a mi familia adelante. De todas formas, es una profesión complicada y últimamente todavía lo es más.

P. ¿No lo dirá por el acoso de los y las fans?

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

R. No que va, al contrario. Para mí no son fans, son amigos. Es gente que nos sigue, nos apoya y es un fenómeno que va en aumento. Hay personas que hacen toda la gira de verano con nosotros y hay muchos que se han hecho amigos entre sí gracias a la orquesta. Es una relación muy bonita la que tenemos con ellos.

P. Las cosas han cambiado mucho desde que usted empezó hasta ahora. ¿No es así?

R. Sí, claro. Cuando yo empezaba teníamos que hacer de todo, desde montar el escenario hasta tocar cualquier tipo de instrumento o cantar. Las nuevas generaciones de músicos no vivieron aquello y lo ven de otra manera. La gente joven le da otra vida a la París de Noia. En realidad, creo que tengo la suerte de trabajar con ellos en un tiempo que ya no es el mío.

P. El duelo que mantiene su orquesta con la Panorama parece aquello de los Beatles contra los Stones, salvando las distancias. ¿Qué tal se llevan con sus rivales?

R. Creo que la competencia es buena para ambos y los dos lo sabemos. Cada vez que actuamos las dos orquestas en las mismas fiestas viene un montón de gente. En realidad no hay un pique entre nosotros, somos compañeros de trabajo.

P. Ustedes recorren toda Galicia y deben haber visto de todo. ¿Donde se encuentran más a gusto actuando?

R. El ambiente verbenero en Galicia es muy rico y me gusta actuar en cualquier sitio. Aquí en Santiago porque estoy cerca de casa, el público de Ourense me encanta, en Lugo es casi donde más trabajamos. Tocamos en aldeas o en la playa de Riazor ante miles de personas. No puedo elegir un tipo de público concreto porque la verdad es que todos me gustan.

P. ¿Lamenta en algún momento no haber dejado la orquesta e intentar probar suerte como cantente en solitario?

R. La verdad es que no. Nunca me planteé otro tipo de carrera aunque he tenido alguna propuesta. Me encanta este trabajo y nunca me he planteado hacer otra cosa. Me gusta mucho todo lo que rodea a la verbena.

P. En verano trabajan todos los días sin parar pero ¿qué hacen en invierno?

R. Trabajamos todo el año aunque disfrutamos de mes y medio de vacaciones. Durante el invierno tenemos que preparar el espectáculo que vamos a ofrecer durante el verano.

P. ¿Tiene futuro la verbena o morirá si no se acaba de enganchar a los jóvenes?

R. Hace años había mucha gente joven en las verbenas y luego desapareció. Desde hace algún tiempo los jóvenes están volviendo. No sé si es por el tipo de espectáculo que ofrecemos o por otras razones, el caso es que la mayoría de gente que nos sigue son jóvenes. Por eso creo que las verbenas van a perdurar.

P. ¿Se nota la crisis en el ambiente o la gente se olvida cuando llega a la verbena?

R. Sí que se nota un poco pero cuando llegan a la fiesta se les olvida, somos un antídoto contra la crisis.

P. Entre tanta canción popular ¿le quedan ganas de escuchar música en su casa?

R. No escucho nada de música, sólo la que hago con la orquesta. Me gustan el funk, el jazz y la música clásica.

P. ¿Sube el ego eso de sentirse querido y jaleado por muchas personas?

R. Siempre puede llegar a pasar en algún momento pero a los músicos que están en la París de Noia no se les nota.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_