Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El regidor de Monforte acatará el recorte de Rajoy pese al mandato del BNG

"No estoy de acuerdo con retirar la extra a los funcionarios, pero es mi obligación", esgrime el nacionalista

El Ayuntamiento de Monforte y la Diputación de Lugo, con presencia nacionalista en sus gobiernos, no abonarán la paga de Navidad a los funcionarios, en contra de las pautas marcada por la dirección del BNG para incumplir el recorte aprobado por el Gobierno de Rajoy. “Yo no me desvío de ninguna directriz, simplemente cumplo con la ley que me obliga el Estado. Yo no estoy de acuerdo con esta ley, pero es mi obligación que una vez que se emite hay que cumplirla”, esgrime el alcalde de Monforte, el nacionalista Severino Rodríguez.

No es la primera vez que Rodríguez se enfrenta a la dirección de los nacionalistas, ya que fue uno de los hombres fuertes de Máis Galiza, una de las formaciones escindidas del BNG, aunque él optó por seguir bajo estas siglas. “El señor Rajoy y su gobierno dictaron una ley que obliga a todas las Administraciones públicas a descontar la paga extra a sus trabajadores y lo que yo hago es cumplir la normativa. Quien tiene que explicar porqué dictó esa ley es Rajoy y el gobierno del PP”, señala el alcalde del segundo municipio más poblado de Lugo.

La presencia del BNG en el gobierno de la Diputación lucense tampoco propiciará que los funcionarios de este organismo cobren la extra de Navidad. “La situación de las Diputaciones y de los Ayuntamientos es distinta. Las Diputaciones recibimos prácticamente todos nuestros ingresos vía transferencias del Estado y el Estado lo tiene bastante más fácil: se trata de que llegue menos dinero y por tanto nos deja en una situación de no poder abonar esa extra. En todo caso nosotros tenemos que cumplir la ley”, argumentaba ayer el presidente de la Diputación, el socialista José Ramón Gómez Besteiro, que gobierna en coalición con el BNG.

Con todo, Besteiro deja una puerta abierta: “En los próximos meses iremos analizando si esa vía es posible o no [la de abonar la paga extraordinaria de Navidad], pero en la Diputación de Lugo, que serían sobre 770.000 euros, estamos hablando de mucho dinero”. El socialista lamenta que la supresión de la paga de los funcionarios repercutirá negativamente en el pequeño comercio, un efecto que se agravará con la subida del IVA.