Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una ex alto cargo de Blasco achaca a Turismo un expositor con ‘El Bigotes’

El pabellón de Fitur de 2005 incorporó un espacio de Territorio y Vivienda

Cristina Serrano, ayer en Valencia a su llegada al Tribunal Superior de Justicia.
Cristina Serrano, ayer en Valencia a su llegada al Tribunal Superior de Justicia.

La exsubsecretaria autonómica de la Consejería de Medio Ambiente, Agua, Urbanismo y Vivienda Cristina Serrano atribuyó ayer a la Consejería de Turismo la responsabilidad de la contratación con Orange Market, dirigida por Álvaro Pérez, El Bigotes, de las ediciones de la Feria Internacional de Turismo de Madrid (Fitur) en las que participó con un expositor propio su departamento cuando se denominaba Consejería de Territorio y Vivienda y el consejero era el portavoz del PP en las Cortes Valencianas, Rafael Blasco.

Las empresas de la trama Gürtel no solo facturaron en Fitur 2005 a la Consejería de Turismo, también cobraron pequeñas cantidades en adjudicaciones sin concurso público tanto de la consejería de Blasco como de Infraestructuras, dirigida entonces por el fallecido José Ramón García Antón. Es más, Gürtel y El Bigotes comenzaron a facturar con el Consell en 2004 gracias a una empresa pública dependiente de Blasco, Vaersa, con la elaboración de unos vídeos promocionales sobre el contenedor amarillo por 138.678 euros, concurso al que se presentaron tres firmas de la trama. Ganó Orange Market, cobró la mitad por entregar un guión y una maqueta y los vídeos nunca llegaron. Vaersa no reclamó.

Serrano acudió ayer a declarar en calidad de testigo ante el magistrado instructor del caso Gürtel en el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV), que investiga la supuesta financiación ilegal del PP. Estaba citada a declarar por la tercera pieza del procedimiento, relativa a los supuestos delitos de prevaricación y cohecho en la contratación de Fitur.

Serrano declara que se facturó

a Álvaro Pérez pero que

nunca le vio en la consejería

La exsubsecretariaintentó aclarar al tribunal, según explicó a los medios a la salida, las pautas que se seguían para contratar eventos con empresas. Algunas de las cuestiones las desconocía porque ella, según dijo, no se encargaba de la contratación.

Su declaración, explicó, se centró en el expositor que Medio Ambiente habilitó en Fitur en 2005. Serrano contó que para este evento fue el propio consejero (en referencia a Blasco) el que la llamó y le comunicó la decisión de instalar en la feria un stand. La testigo indicó que desconocía la empresa adjudicataria, y lo único que reiteró es que la contratación dependía exclusivamente de Turisme.

Así, su departamento “únicamente” se dedicaba a estructurar el espacio, a dar forma a los contenidos. Turismo les cedía 18 metros cuadrados y allí colocaron pantallas en las que se difundía información sobre los parques naturales valencianos.

Serrano también señaló, tras mostrarle varios documentos, que es cierto que en la consejería había facturas de la empresa Orange Market, pero aseguró que no sabe quién las autorizó. También recalcó que ella no había firmado ninguna. Asimismo, señaló que ella conoció a Álvaro Pérez a través de la prensa, y que “nunca” le vio por la Consejería de Medio Ambiente.

Más información