Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Habrá vuelta al cole en El Gallinero?

Educación mantiene en el aire el convenio con Cruz Roja en el poblado chabolista

Quedan aún 42 menores por integrar en centros públicos de la región

Un niño desnudo en El Gallinero. Ampliar foto
Un niño desnudo en El Gallinero.

La completa escolarización de los niños del poblado chabolista de El Gallinero es uno de los logros más cacareados por la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de la capital. Es posible gracias a un convenio con Cruz Roja firmado en otoño de 2008 por el Gobierno regional de Esperanza Aguirre (PP), que financia el centro Henry Dunant. La misión de este es proporcionar “un entorno adecuado para que los menores aprendan convivir en sociedad, adaptarse a rutinas, adquirir habilidades sociales y aprender el idioma”, según señalaba hace dos años su directora, Maite Alzola.

Sirve así de puente para escolarizar luego a los chavales en centros públicos o concertados de la región. Además, lleva a cabo labores de mediación con las familias, y de apoyo a los alumnos integrados ya en otros colegios. En la actualidad hay 122 menores en centros públicos provenientes del Henry Dunant, por el que en total han pasado 168 niños, según fuentes de Cruz Roja.

En su último curso, que acaba de finalizar, 42 chavales asistían a clase en el Henry Dunant. De ellos, 26 están pendientes de integrarse en otoño en centros públicos; los otros 16 tienen entre tres y cinco años, edad a la que no es obligatorio la escolarización pero sí podría realizarse.

Consumidos ya los cuatro años del convenio, el futuro del centro y de estos chavales está ahora en el aire, toda vez que las citadas fuentes afirman que la Consejería de Educación no les ha comunicado qué va a pasar a partir de ahora.

Cruz Roja, muy preocupada por los recortes actuales de las Administraciones local y regional, apuesta por no continuar con el trabajo actual sino reformularlo, para reforzar a los técnicos de enlace que se ocupan de los alumnos ya integrados en colegios públicos, en detrimento de la labor educativa en el propio centro, que hasta ahora había sido su clave de bóveda (contaba para ello con cinco profesores, sobre una plantilla de 13 personas).

En cualquier caso, la organización señala que no dejará a los niños a su suerte, sino que cubrirá sus necesidades con otros equipos, a instancias de conocer las intenciones de la Comunidad.

Fuentes de la Consejería de Educación han señalado que su intención es prorrogar su colaboración con Cruz Roja, aunque >no han ofrecido ningún detalle al respecto, más allá de esas buenas palabras.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram