Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Estamos ante una suspensión de facto de nuestro autogobierno”

Ximo Puig exige explicaciones, Morera, depurar responsabilidades, y Sanz, la dimisión del presidente y elecciones

Ximo Puig, en la rueda de prensa de este viernes sobre el rescate.
Ximo Puig, en la rueda de prensa de este viernes sobre el rescate.

El secretario general del PSPV-PSOE, Ximo Puig, aseguró este viernes, tras la petición del Consell de adhesión al fondo de liquidez autonómico, que “estamos ante una suspensión de factode nuestro autogobierno, está en suspenso nuestro Estatut de Autonomía”.

Puig exigió la convocatoria urgente y extraordinaria del Pleno de Les Corts para que el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, explique “en qué consiste el rescate y las condiciones que conlleva”. El líder del PSPV-PSOE pidió también un informe urgente a la Sindicatura de Cuentas para que arroje luz sobre la situación financiera y económica de la Generalitat. También ha planteado la exigencia de que “paguen los responsables de este desastre”.

El secretario general de los socialistas valencianos considera que esta intervención, la primera que sufre una comunidad autónoma, significa “más recortes”, y viene a dejar en evidencia “el fracaso de un partido que ha gobernado la Comunidad Valenciana durante los últimos 17 años, el fracaso de un modelo económico y político basado en el despilfarro, la corrupción y la ineficacia”. Para Puig, “nuestra prima de riesgo es el gobierno del Partido Popular”.

El dirigente socialista ha resaltado que "todo rescate está sujeto a unas condiciones, a nuevas obligaciones", por lo que ha hecho hincapié a que, desde el PSPV-PSOE, "nos opondremos con todas nuestras fuerzas a que los valencianos paguen el fracaso del gobierno del PP. La Comunidad Valenciana no ha fallado, ha fallado el PP".

Fuentes del PP ven lógica una crisis de gobierno y una moción de confianza

Por su parte, el portavoz de Compromís en las Corts Valencianes, Enric Morera, anunció también que su grupo solicitará una comparecencia “urgente” de Fabra en el parlamento autonómico que explique la situación económica. El síndic de Compromís considera que es “una petición de rescate” y “viene a corroborar aquello que ya anunció hace meses la coalición en las Corts valencianas y que recibió descalificativos y ataques de todo tipo por parte de la bancada popular”.

Según Morera, “el rescate viene por la nefasta herencia de Camps, una herencia de corrupción, de malversación de fondos públicos, de saqueo tolerado, de derroche en economía de escaparate e improductiva y el sustituto designado por Madrid a dedo, Alberto Fabra, ha continua la misma línea”.

Desde Compromís consideran que el rescate evidencia “la nula capacidad de gobierno y de gestión del PP, que nos ha llevado a la ruina a los valencianos y valencianas”. “Se pide un rescate porque no hay dinero, y si no hay dinero es porque lo han gastado en juergas, en saraos, en cosas totalmente improductivas e innecesarias mientras que se ha abandonado a su suerte a los estudiantes, a los dependientes y a la ciudadanía en general”, añadió.

La coordinadora de EUPV y síndica en las Corts, Marga Sanz, reclamó la “inmediata” dimisión del presidente de la Generalitat y la convocatoria de elecciones anticipadas.

La síndica de EU subrayó que “el rescate del País Valenciano pone en evidencia la situación absolutamente maniatada del Consell, quien ya no pinta nada y está arrodillado a los pies de las tijeras de Rajoy. Fabra ha perdido el control y ha echado a la papelera el autogobierno de los valencianos”.

“Nos preguntamos cuánto más va a costarnos este rescate, la elevadísima factura que tendremos que pagar. Esta situación no puede prolongarse ni un día más. Exigimos la disolución del Consell y la inmediata convocatoria de elecciones anticipadas”, recalcó.

El diputado valenciano de UPyD, Toni Cantó, afirmó, por su parte: “La incompetencia del PP está hipotecando a múltiples generaciones de valencianos”. Cantó insistió en que, en la Comunidad Valenciana, no sirve la excusa de la “herencia recibida” y pidió al PP que se “echara a un lado”. También hizo hincapié en que el problema de fondo es la “estructura de modelo de Estado”.

Fuentes del PP señalan, por su parte, que la situación es tan grave que lo lógico, en una democracia consolidada, sería una crisis de Gobierno y la presentación de una moción de censura.