Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Torroella de Montgrí abre su último festival sin sede propia

El pianista Josep Colom interpretará este sábado, entre otras, obras de Mompou

El pianista Josep Colom.
El pianista Josep Colom.

Con una actuación del pianista Josep Colom el Festival de Músiques de Torroella de Montgrí abre este sábado su 32ª edición, la última antes de la puesta en funcionamiento, el año próximo, del Espai Ter, el nuevo auditorio que albergará en el futuro el Festival completando así una vieja aspiración de su director, Josep Lloret, que lleva más de dos décadas tras un proyecto que muchos calificaron entonces de utópico y que, sin embargo, está a punto de materializarse.

Colom, artista principal invitado de esta edición del festival, interpretará esta noche, entre otras, obras de Mompou, autor de quien se conmemora este año el 25 aniversario de su fallecimiento y que también aparecerá en la actuación del pianista Joaquín Achúcarro el 17 de agosto. Otros homenajeados serán Eduard Toldrà, de quien se conmemora el 50 aniversario de su fallecimiento y que con su cuarteto Vistes al Mar, su obra más célebre, estará presente en el concierto del Cuarteto Zemlinsky el 4 de agosto y Xavier Montsalvatge que figurará en el programa del concierto de Joaquín Achúcarro.

Una de las principales citas de esta edición del Festival, que cuenta en total con quince conciertos, tendrá lugar el próximo viernes con la actuación de la mezzosoprano sueca Anne Sofie von Otter. Otra cita importante llegará en forma de doble sesión el 10 y el 11 de agosto cuando, una semana antes de presentarla en Salzburgo, el conjunto Il Giardino Armonico ofrezca en Torroella la integral de los conciertos de Brandemburgo de Bach.

La amplia oferta de cantantes se completa con las actuaciones del contratenor Damien Guillon que presentará el 12 de agosto canciones de John Dowland, de la mezzosoprano de Sabadell Anna Alàs que interpretará el 19 de agosto un programa centrado en el barroco y por la actuación el 23 de agosto, cerrando el festival, de la soprano rusa Julia Lezhneva, una voz joven que está llamando poderosamente la atención a nivel europeo y que ofrecerá una sesión liderada por Schumann y Schubert con breves excursiones a Rossini y Bellini.

El capítulo de violinistas queda ampliamente servido con las actuaciones el 28 de julio de Viktoria Mullova que se enfrentará en solitario a obras de Bach, y, el 7 de agosto, de Isabelle Faust acompañada al piano por Alexander Melnikov. Los conciertos corales estarán asumidos por el conocido Ensemble Organum que dirige Marcel Pérès y que abordará el 5 de agosto una insólita sesión de cantos polifónicos corsos procedentes de manuscritos franciscanos de los siglos XVII y XVIII y por la actuación el 3 de agosto del Cor la Xantria con un programa de autores barrocos catalanes.

La Academia 1750, la orquesta barroca del Festival, dirigida desde el puesto de concertino por Liana Mosca presentará el 29 de julio un grupo de interesantes obras poco divulgadas del siglo XVIII de autores “periféricos” con respecto al hegemónico núcleo central vienés. La clarinetista Laura Ruiz Ferreres junto al pianista Christoph Berner y el Cuarteto Mandelring completará la oferta de música instrumental presentando el 14 de agosto un programa centrado exclusivamente en Brahms.