Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Trias da el ‘sí’ inicial a la marina de lujo del Port Vell

Comienza el trámite de la modificación urbanística en el Consistorio

El PP se erige como el socio preferente

El promotor del puerto deportivo calcula que las obras estarán listas en 2013.
El promotor del puerto deportivo calcula que las obras estarán listas en 2013.

El futuro de la marina de lujo que promueve el grupo inglés Salamanca Investments en la Barceloneta ya está en manos del Ayuntamiento de Barcelona. Ayer la comisión de gobierno aprobó de manera inicial la modificación del Plan Especial del Port Vell. En otras palabras, el equipo liderado por Xavier Trias (CiU) da su bendición al proyecto y a los cambios urbanísticos que implica en el frente marítimo. El alcalde siempre ha defendido que el puerto de lujo para superyates de hasta 168 metros de eslora “generará riqueza”.

En los próximos días, el proyecto de modificación del plan especial saldrá a exposición pública, un trámite que se extenderá hasta finales de septiembre. Con este cronograma y tras el estudio de las alegaciones —algo que desde el Consistorio se da por hecho, puesto que la Plataforma en Defensa del Port Vell e ICV-EUiA están completamente en contra— posiblemente la aprobación se debatirá en la Comisión de Hábitat Urbano de octubre. Después tendrá que pasar por el pleno del Ayuntamiento. Los promotores planean que la marina esté terminada en abril.

Hasta ahora, el proyecto había estado en el ámbito de la Autoridad Portuaria de Barcelona (APB). Salamanca adquirió la concesión en julio de 2011; le quedan nueve años de explotación pero pretende extenderla 10 más. Durante este trámite de prórroga todas las fuerzas políticas en el arco consistorial, excepto el PP, presentaron alegaciones. A los populares les gusta la idea de la marina de lujo, aunque siempre han mostrado reservas sobre la volumetría de algunos edificios.

La opacidad con la que APB llevó todo el proceso hizo que el Ayuntamiento le solicitara abrir un segundo periodo de alegaciones en el que se expuso un proyecto distinto del inicial. Por ejemplo, desaparecía un restaurante de 1.000 metros cuadrados y la valla de vidrio. A pesar de estos cambios, el promotor insiste en que la inversión seguirá siendo la misma, 25 millones de euros. La “marina emblemática” busca dar servicio a 167 yates y “competir como puerto de amarre con las mejores marinas de lujo”.

El Ayuntamiento no facilitó ayer el expediente de la modificación. Sin embargo, un párrafo del informe de Hábitat Urbano sobre el proyecto esboza la línea por la que irá. “Hay que garantizar el uso público de los muelles de la Barceloneta y del Rellotge, y el acceso al monumento del Rellotge dentro del Moll de Pescadors para respetar los planteamientos urbanísticos en vigor”.

El PP con seguridad será el aliado natural de Trias para sacar adelante el proyecto. La formación, sin embargo, no descarta presentar alegaciones ahora que la pelota está en el Ayuntamiento.