Los patrocinios causan reproches de IU a la anterior cúpula de Turismo

El nuevo equipo comunica la eliminación de 22,5 millones de euros de ayudas a eventos

El consejero de Turismo, Rafael Rodríguez, en la inauguración del nuevo mercado de Almería junto al alcalde, Rogelio Rodríguez Comendador
El consejero de Turismo, Rafael Rodríguez, en la inauguración del nuevo mercado de Almería junto al alcalde, Rogelio Rodríguez Comendador EFE/CARLOS BARBA

Que IU pase el cáliz de decisiones de las que no se siente corresponsable puede ocasionar más de un disgusto con el PSOE en el seno del Consejo de Gobierno, aun con cuestiones de menor calado. El equipo que dirige la Consejería de Turismo y Comercio, una de las tres en manos de IU, ha tratado de evitar cualquier tipo de reproche o queja por la retirada de patrocinios, una decisión tomada por la Junta antes de las elecciones autonómicas, cuando aun era monocolor, pero a costa de desairar y dejar en mal lugar a sus antecesores, por más que sean ahora socios de Gobierno.

La Consejería que dirige Rafael Rodríguez emitió ayer un sorprendente comunicado en unos términos en los que resultaba inevitable la polémica. Por un lado por lo inusual que resulta que un departamento de un Gobierno anuncie por propia iniciativa la suspensión de todos los patrocinios que tenía comprometidos en lo que queda de año, para lo que inicialmente había presupuestados 22,5 millones de euros.

Pero además, porque contenía un reproche explícito al anterior equipo que dirigía el socialista Luciano Alonso, ahora consejero de Cultura y Deportes. En la nota se lamenta que la decisión, que fue adoptada en marzo por la Consejería de Hacienda dentro del primer paquete de ajuste presupuestario para cumplir el objetivo de déficit impuesto por el Gobierno, “no fue comunicada en su día a las entidades afectadas por parte de los anteriores responsables de la consejería”.

Rodríguez enmienda una nota pública y niega problemas con Alonso

El problema es que ahora a IU le corresponde dar la cara y llevarse las bofetadas por algo que se ha encontrado heredado y que no tiene más remedio que cumplir. De hecho, Turismo emitió el comunicado después de que la concejal de Cultura de Sevilla, María del Mar Sánchez Estrella, se quejara en rueda de prensa de la retirada “sin previo aviso” de los 150.000 euros con que la consejería patrocinaba la Bienal de Flamenco.

La edil lamentó haber tenido conocimiento de la suspensión el 17 de julio, sólo 40 días antes del inicio de la bienal, a través de una escrito enviado por la empresa pública Turismo Andaluz y criticó que mientras que con esta entidad existieron hasta las elecciones unas fluidas relaciones, “a las numerosas peticiones de entrevista con el nuevo equipo de la consejería por parte de la Bienal, la única respuesta obtenida ha sido una carta”.

Con la emisión del comunicado, la Consejería trató de zanjar el asunto en una sola tacada, con el propósito de evitar una sucesión de quejas como la de la concejal sevillana de todas las demás instituciones o entidades organizadoras de eventos que han tenido o tenían comprometido un patrocinio de Turismo. “Más vale ponerse una vez colorado que ciento amarillos”, dijo el propio consejero.

Rodríguez enmendó la plana horas después de la emisión del comunicado. “Entiendo que no se comunicara entonces la decisión de dejar sin consignación presupuestaria los patrocinios porque se estaba en plena campaña electoral y el equipo anterior estaba prácticamente cesado, en situación de interregno”, explicó. Y recalcó: “No hay ningún problema con el equipo anterior”.

El Consejo de Gobierno de la Junta aprobó el 17 de abril, cuando aun estaba en funciones el anterior y PSOE e IU ya habían iniciado negociaciones, la operación de no disponibilidad presupuestaria por un total de 2.600 millones de euros. Entre las partidas eliminadas de las cuentas se encontraban 22,5 millones de euros que la todavía consejería de Turismo, Comercio y Deportes tenía consignado para patrocinios de eventos y actividades en la segunda mitad del año. Además de la Bienal de Flamenco de Sevilla, se ven afectadas las carreras de caballos de Sanlúcar de Barrameda, como eventos más significativos.

Rodríguez insistió ayer en que la partida ya no existe y no hay nada que hacer. “No podemos afrontar gastos para los que no tenemos consignación presupuestaria, no es un problema de voluntad”, insistió.

Más allá de este recorte impuesto, Rodríguez anunció que para el futuro “se va a revisar el concepto de lo que es patrocinio turístico”, para decidir que se subvenciona y que no. Es decir, volverá a haber patrocinios, pero mucho menos que hasta ahora.

 

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción