REFORMA LABORAL

Los convenios aumentan las horas de trabajo a cambio de salarios más bajos

El incremento salarial pactado este año no cubre el alza del IPC

Operarias en una fábrica de conservas
Operarias en una fábrica de conservasANXO IGLESIAS

Lo que en boca de Ángela Merkel resultó ser un escándalo (cuando recomendó al Gobierno de Zapatero hacer ajustes para rebajar los salarios y aumentar las horas de trabajo) está ocurriendo por la fuerza. El informe sobre negociación colectiva que presentó el Consello Galego de Relacións Laborais mostró ayer la radiografía del deterioro que provoca la crisis planetaria. En 2011 se firmaron 164 convenios, la cifra más baja de la década, y otros 666 acuerdos se vieron prorrogados. En lo que llevamos de año, los incrementos salariales pactados están por debajo del IPC, lo que se traducirá en menor poder adquisitivo.

Bajo el paraguas de la negociación colectiva estaban en 2007 un total de 410.000 trabajadores, ahora son un 36% menos. Mientras esto sucede, los datos indican que se incrementa el número de horas de trabajo pactadas. Ahora son 1.769 cada año, “una de las cifras más altas de la última década”, según explicó ayer Demetrio Fernández, el presidente del Consello. Las cosas se han puesto muy cuesta arriba para los que todavía conservan su empleo. Más allá de buscar mejoras en sus puestos de trabajo lo que persiguen es mantenerlo. Por su parte los empresarios, según Demetrio Fernández, tienen como casi único objetivo “la supervivencia”.

La última reforma laboral, que para los sindicatos va a certificar la defunción de la negociación colectiva, ha supuesto un cambio radical que va a marginar la negociación sectorial en favor de las de empresa. Eso pese a que los convenios de empresa tardan más en negociarse. Un 35% se despacha en menos de tres meses frente al 41% en convenios sectoriales, según el informe. Conseguir un apretón de manos entre empleados y empleadores se alarga más de un año en el 15% de los convenios sectotiales frente al 20% de los de empresa.

Más información
La reforma laboral definitiva se publica en el BOE
Los sindicatos saldrán a la calle “hasta que esto cambie”

Ante este panorama, el Consello califica el escenario de “parálisis, realismo y adaptación”. Porque apenas se inician negociaciones: pedir un aumento de sueldos en estas condiciones equivale a caminar por un campo de cactus. Fernández aseguró que la situación ha hecho mella en el nivel de empleo como en las condiciones de trabajo. Antes los acuerdos en la empresa podían mejorar los pactos sectoriales, y ocurre que ahora empeoran las condiciones. “Cualquiera de las variables que se analice evoluciona peor. Quieren desactivar el instrumento más importante de acción sindical, que es la negociación colectiva. El Gobierno lo sabe y con la famosa reforma tiró por tierra los acuerdos a los que llegamos con la CEOE y Cepyme en febrero de este año. A Rajoy le pusimos bajo el brazo un pacto con medidas de flexibilidad interna, subidas moderadas de salarios y control sobre el absentismo, pero no sirvió de nada”, reflexiona Domingo Barros, secretario de Empleo de UGT en Galicia.

Las subidas salariales han sido igualmente presionadas a la baja. Se notan grandes diferencias por provincias. Mientras en A Coruña mantiene el 2% de aumento, en Pontevedra se sitúa en un pírrico 0,33%. Además, apenas el 17% de los pactos incluyen llamadas cláusulas de revisión salarial, que hasta ahora permitían acompasar la retribución con el incremento del coste de la vida. En algún caso incluso se han fijado topes máximos por si la inflación se dispara.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Todo lo anterior choca con un dato: la vinculación entre salario y productividad ha bajado pese a que, como señaló el presidente del Consello, es una de las recomendaciones del Ministerio de Economía. En la parte más positiva, los convenios incluyen más permisos para parejas estables y crecen los acuerdos que prevén mecanismos extrajudiciales para la resolución de conflictos. En Galicia 99% de los pactos agregan medidas de conciliación; el 97% incorpora mejoras sociales y el 94% prevé medidas de salud laboral. Sin embargo, se calcula que entre 100.000 y 120.000 trabajadores siguen sin el paraguas de un convenio.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

María Fernández

Redactora del diario EL PAÍS desde 2008. Ha trabajado en la delegación de Galicia, en Nacional y actualmente en la sección de Economía, dentro del suplemento NEGOCIOS. Ha sido durante cinco años profesora de narrativas digitales del Máster que imparte el periódico en colaboración con la UAM y tiene formación de posgrado en economía.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS