Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El sector de los seguros crece el 7%

Las primas de vida subieron el 7%; las de salud, el 4%, y las de coche bajaron el 3,4%

En 2010 los catalanes invirtieron 1.788 euros en seguros, 118 más que en 2010

El sector de los seguros creció el 7% en global en Cataluña durante el año pasado. El alza obedece sobre todo a la subida de los seguros de vida, que crecieron el 7%, hasta alcanzar los 45.700 millones de euros en primas. Por el contrario, los seguros que no son de vida cayeron el 10%, un descenso atribuible sobre todo a la crisis que azota a las empresas, en especial de la construcción. Con todo, dentro del segmento de no vida, crecieron los seguros de salud el 4%. Son datos de la Unión Catalana de Entidades Aseguradoras (UCEAC), que este lunes ha presentado los resultados de 2011 en Barcelona.

Dentro del segmento de no vida y pese al alza de los seguros de salud, destacan los descensos que registran los seguros del automóvil (-3,4%) y, especialmente, las pólizas que contratan las empresas. La mayor de estas caídas la protagoniza el seguro decenal que contratan los constructores (-40%), el de daños sobre los bienes (-10%) y el de todo riesgo que protege los stocks de las empresas (-30%).

En cuanto a la salud, las cifras deben leerse con matices: aunque en volumen de pólizas el aumento es del 4%, las individuales crecieron solo el 0,9% y el número de asegurados, el 1,6%. Los seguros de salud siguen la evolución alcista de los últimos años, pero sin cambios significativos, ha subrayado el presidente de UCEAC, Julián López Zaballos.

Como conclusión, Zaballos ha celebrado "la proclividad de los catalanes hacia el ahorro y la previsión" y ha recordado que Cataluña sigue siendo el primer mercado asegurador en España, con una facturación en primas de entre 13.400 y 14.000 millones, que suman el 23% de todo el sector en España. En 2011, de media, los catalanes invirtieron en seguros un total de 1.788 euros, 426 más que la media española y 118 euros más que en 2010.