El sector comercial se alza contra la libertad horaria impulsada desde Madrid

Iñaki Azkuna, pide "calma" ante una medida que afecta directamente a Bilbao Euskaldendak insta a las instituciones a "defender su ámbito de competencias"

El alcalde de Bilbao, Iñaki Azkuna, en una campaña inaugurada ayer para sensibilizar sobre habitos alimenticios saludables
El alcalde de Bilbao, Iñaki Azkuna, en una campaña inaugurada ayer para sensibilizar sobre habitos alimenticios saludablesSANTOS CIRILO

Más leña al fuego de la polémica. La última propuesta legislativa del Ejecutivo central, tendente a liberalizar los horarios comerciales, no para de levantar ampollas entre las mismas comunidades autónomas a las que el Partido Popular no consultó. En Euskadi, el Gobierno vasco se apresuró a criticar las “formas” y la “unilateralidad” de la medida nada más ser anunciada hace dos días por el secretario de Estado de Comercio. Ayer, continuó la cascada de muestras de rechazo, más o menos tibias, hacia un borrador que propone ampliar el número mínimo de festivos y domingos en los que se deberá permitir la apertura, de ocho a 10. Además, obliga a 14 ciudades españolas a delimitar zonas turísticas de absoluta libertad de horarios comerciales. Entre ellas Bilbao, aunque ayer su alcalde, Iñaki Azkuna, pidió “calma” hasta que “no se conozca la letra pequeña”.

“Es un retroceso sin sentido”, sentenció ayer Euskaldendak en un comunicado. La confederación que agrupa a la mayoría de asociaciones de comerciantes en Euskadi instó al Gobierno vasco a “defender su ámbito de competencia para evitar una medida que va a generar un páramo en el País Vasco”. También trasladó el llamamiento al Ayuntamiento de Bilbao, ente encargado de delimitar esa zona de “gran afluencia turística”.

Azkuna: “Si sale, esta ley será de obligado cumplimiento y dará igual protestar”

Iñaki Azkuna afirmó que el Real Decreto “aún es un borrador” y “hasta que se sustancie hay mucho camino, no vamos a ponernos nerviosos". El alcalde reconoció que el PP “debería haber hablado previamente con las comunidades autónomas” y puntualizó que "los municipios solo aparecemos para definir las zonas turísticas”. Una vez que la norma entre en vigor, las 14 ciudades tendrán seis meses para delimitar ese área especial.

BilbaoDendak, la asociación comercial mayoritaria en Bilbao, se posicionó en contra de la medida impulsada desde Madrid nada más conocerla y su presidente, Juan Carlos Ercoreca, manifestó su “indignación”. Ayer, Azkuna declaró su intención de hablar con ellos “para llegar a un acuerdo”, si bien advirtió de que “si al final se tramita esta ley, será de obligado cumplimiento y dará igual protestar”. El alcalde concluyó quitando hierro al asunto: “En todo caso, los comerciantes de Bilbao pueden mantener la misma actitud que ahora, nadie les obliga a abrir ni con ocho ni con 10 domingos y festivos permitidos”.

Azkuna participó ayer en una campaña sobre hábitos alimenticios saludables. La organizaba Eroski, precisamente en un día en que se criticó que la propuesta del Gobierno central solo beneficia a las grandes superficies en detrimento del pequeño comercio. Fue el caso del sindicato LAB, que atribuyó la ampliación del horario comercial a “una campaña orquestada por PNV, PSOE y PP”, añadiendo que “se han inventado una necesidad que no existe”.

El grupo municipal Bildu en Bilbao avaló ese argumento, apelando al reciente estudio de Ikusmer. Según la concejal Ana Etxarte, el informe refleja que “un 70% de los consumidores no ve necesaria la apertura en domingos”. Desde Bildu auguraron que, si la nueva legislación sale adelante, “provocará el cierre de más pequeños comercios y precarizará las condiciones laborales del sector”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS