Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una fortaleza incompleta

El Ministerio de Medio Ambiente entrega las obras del castillo de San Sebastián sin concluir

Vista del castillo de San Sebastián.
Vista del castillo de San Sebastián.

El castillo de San Sebastián no será el parque temático del Bicentenario de la Constitución de 1812. Los políticos, ahora más acostumbrados a dar malas noticias, comparecerán este jueves para confirmar que el llamado a ser referente lúdico de esta conmemoración en Cádiz no será, ni de lejos, lo anunciado. El Ministerio de Medio Ambiente va a recepcionar la obra de rehabilitación y cederá provisionalmente el espacio para que este verano, al menos, se puedan organizar conciertos y exposiciones. Es uno más de los anuncios no cumplidos para los grandes fastos del Doce.

Las hemerotecas guardan para siempre un diseño de un auditorio, similar a la ópera de Sidney, en pleno castillo de San Sebastián. Fue un proyecto del Ayuntamiento de Cádiz, bajo el mandato del PP, que se emperró en que aquella fortaleza, frente a la emblemática playa de la Caleta, se convirtiera en un nuevo lugar de esparcimiento para la ciudad. El Consistorio logró convencer a la entonces vicepresidenta del Gobierno y presidenta de la Comisión Nacional del Doce, María Teresa Fernández de la Vega, de incluir este proyecto entre las infraestructuras imprescindibles para la conmemoración, a pesar de que el castillo no tuvo que ver con lo sucedido en Cádiz 200 años antes.

Nunca se volvió a pintar el aberrante auditorio pero sí se planteó un ambicioso proyecto que incluía un renovado faro, esbeltas casamatas y lustrosos pabellones para exposiciones, un paseo perimetral en altura, una gran plaza y hasta un muelle para el atraque de barcos. El Ministerio de Medio Ambiente asumió la obra pero pronto se encontró con numerosos problemas. El muelle tuvo que ser rechazado ante la presión ciudadana, alertada por el daño que podía causar en el entorno de La Caleta. Y, después, como casi todo, se quedó sin presupuesto. Las obras completas comprometían 45 millones de euros.

Solo se ha podido realizar una mínima parte de la rehabilitación

Ya el anterior presidente del Consorcio del Bicentenario, el socialista Francisco Menacho, adelantó que el castillo no podría ser lo que se pensó. Y este jueves el encargado de confirmarlo será Jaime Haddad, subsecretario de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, quien visitará por la mañana los trabajos realizados y comparecerá públicamente. La semana pasada el actual gerente del Consorcio, Pedro Flores, adelantó que solo se ha podido realizar una mínima parte y que Medio Ambiente tendrá que culminar de esta forma el proyecto a la espera de más financiación. El paseo por el castillo será privado, no hay ni siquiera convocatoria para los medios gráficos. Una evidencia clara de que no hay muchas ganas de mostrar lo que allí hay, después de acumular todo un álbum de sonrisas políticas en años anteriores.

Queda saber quién se hará cargo del castillo a partir de ahora. De momento, este mes de agosto el Consorcio ha previsto la organización de varios conciertos, entre ellos los de Enrique Bunbury o Calle 13, y una exposición. Pero del futuro posterior nada se sabe. El gerente del Consorcio, que ha llegado recientemente al cargo, se quejaba amargamente de que para el gran año de la celebración, 2012, apenas ha habido financiación. “Ha sido un evento programado para varios años y eso ha lastrado todo lo que podríamos haber hecho”. Recordaba que la aportación prevista por el Estado para este año, 600.000 euros, se ha tenido que usar para pagar una deuda de un concierto de 2010.