Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El alcalde L’Orxa veta les Trobades porque “hacen política”

Según los organizadores, el regidor ha puesto todo tipo de excusas para no acoger en el pueblo el evento educativo

En 2013 hará 10 años que Lorxa acogió sus primeras Trobades d’Escola en Valencià organizadas por la coordinadora Alcoià-Comtat. Por eso, el Consejo Escolar y la Asociación de Madres y Padres (AMPA) del colegio de esta localidad de 700 habitantes del interior de Alicante solicitaron acogerlas de nuevo. Pero se han encontrado con la negativa del alcalde, Guillermo Moratal, del PP, que acusa a los organizadores de “hacer política”.

Según el secretario de la Coordinadora Alcoià-Comtat pel valencià, Vicent Románs, el alcalde, que tiene “una visión extraña de las cosas”, les ha ofrecido todo tipo de excusas verbales para oponerse a acoger les Trobades, aunque todavía no se ha negado oficialmente. Moratal declinó hacer comentarios a este periódico tras contactar con él telefónicamente.

Según la versión de Románs, al principio el regidor se excusó en la falta de presupuesto, aunque la aportación municipal debería recogerse en el del próximo ejercicio. Cuando se le explicó que harían lo que pudieran con los medios a su alcance, el secretario de la coordinadora afirma que Moratal argumentó que les Trobades no son un acto educativo y que en las últimas, celebradas en Alcoi, en el festival musical Festitro, donde cada colegio presenta su canción, una de ellas aludió a los recortes del Gobierno del PP, lo que le llevó a la conclusión de que “las Trobades hacen política”. “El resultado es que la forma de ser del alcalde ha embroncado la situación en un municipio que ya vive alterado por otras razones”, asegura Románs.

Ahora mismo, la coordinadora desconoce si podrá organizar las Trobades de la comarca en Lorxa, aunque “hay votantes y concejales que de su partido, incluso en el AMPA que quieren celebrarlas”, según Románs. “Nosotros queremos hacerlas con normalidad”, prosigue, con la desconfianza que transmite la “falta de talante democrático” del regidor. “Nos llegó a decir que se lo teníamos que haber dicho a él antes que a nadie”, finaliza.