Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

UGT teme el despido de 5.000 sanitarios con la implantación de las 37,5 horas

El sindicato denuncia un aumento de horas en los turnos penosos para facilitar los despidos

El aumento de la jornada laboral de 35 a 37,5 horas semanales en todo el sector público puede acarrear, según UGT, el despido de “más de 5.000 trabajadores” en el Servicio Andaluz de Salud (SAS) tras la vuelta de las vacaciones de verano. La rama sanitaria del sindicato denunció ayer que bajo el paraguas del aumento de jornada, el SAS pretende, de forma “totalmente ilegal”, aumentar “desproporcionadamente” el número de horas que deben realizar tanto el turno rotatorio como el nocturno. Y ello, temen, “con la sola intención de facilitar el despido de miles de sustitutos, eventuales”.

“Las cuentas son fáciles. Antes de la aplicación de las 35 horas teníamos las 37,5 horas reguladas por el Decreto 175/92. La lógica dice que ahora deberíamos de volver a él. Pues no. En el SAS, se cargan de un plumazo la normativa anterior, desprecian la ponderación de jornada para los que más padecen turnos poco sanos como el rotatorio o el nocturno y aplican la jornada que a ellos les da la gana”, prosigue UGT en la nota.

A juicio de esta central sindical, con esta medida “ganarán millones de horas que servirán para poner en la calle a miles de trabajadores”. Así, calcula que pueden ser “más de 5.000 los que tras el verano vayan a la calle”.

Con esta medida, afirmó UGT, se tendrán “peores servicios, menos profesionales con más horas de trabajo y expuestos a más riesgo y sobre todo a más paro”. “No se puede ser más cínico cuando se denuncia al Gobierno central por atacar las bases de la sanidad pública y tienen al SAS aplicando las recetas de la derecha más recalcitrante”, afirman.