Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Al fin una piscina cubierta en el centro

El jueves se inaugura la instalación de las Escuelas Pías, la única del distrito

La sala deportiva no se puede abrir por un error en el diseño arquitectónico

La piscina de las Escuelas Pías está ubicada en un cuarto piso de la calle Hortaleza, con vistas sobre los tejados, y mide 25x12,5 metros.
La piscina de las Escuelas Pías está ubicada en un cuarto piso de la calle Hortaleza, con vistas sobre los tejados, y mide 25x12,5 metros.

Madrid estrena el jueves una piscina pública. Es la primera que se abre en más de tres años en toda la ciudad, y la única cubierta que hay en el distrito Centro, donde viven 150.000 personas.

Esta instalación es además la punta de lanza de las Escuelas Pías, un ambicioso complejo social al que la crisis ha dejado a medias y con el susto en el cuerpo. El edificio, ubicado en el número 63 de la calle Hortaleza, fue rehabilitado por el Colegio de Arquitectos, que, a cambio de una cesión de 75 años para ubicar allí su sede, construyó un polideportivo, un centro de mayores, una escuela infantil y otra de música, y una zona ajardinada pública.

El centro de mayores y las dos escuelas perdieron su presupuesto en el recorte de mayo (están construidas, pero carecen de medios), así que su apertura inmediata es cuando menos incierta.

El polideportivo por ahora se reduce a la piscina. Está previsto abrir también una sala multiuso, que está construida pero resulta inaccesible: la configuración del edificio solo permite llegar a ella a través de la zona de bañador y pies mojados. Se está habilitando un trayecto que ahora sirve de salida de emergencias para sortear este dislate arquitectónico.

La piscina mide 25x12,5 metros, con una profundidad media de 1,35 metros. Hay además otra de aprendizaje (12,5x6 metros, con una profundidad media de 0,8 metros), y un spa con hidromasaje, sauna y baño turco.

La piscina será gestionada por una empresa privada, como las otras cinco municipales inauguradas en el último lustro, pero los precios los determinará el Ayuntamiento. Eso significa que este año serán relativamente baratos, y en 2013 sufrirán una fuerte subida por las dificultades económicas que sufre el Gobierno local (PP).

Las taquillas abrieron ayer, pero la piscina lo hará el jueves. La entrada de adulto cuesta 4,45 euros (2,7, niños; 1,35, mayores); el bono de 10 usos, 38,25; acceder al spa, 8,95. La piscina abre todos los días: lunes a viernes, de siete de la mañana a once de la noche; sábados, de ocho a nueve; domingos y festivos, de nueve a siete.

Entre el viernes y el 10 de julio se podrá hacer la preinscripción para las actividades que comienzan en septiembre. Si hay más aspirantes que plazas, se hará un sorteo. Se ofrecerán clases de natación (niños, adultos, bebés, embarazadas y discapacitados) y aquagym.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram