En libertad los seis detenidos el viernes por los sabotajes en el metro

El juez decretó su puesta en libertad sin medidas cautelares el sábado Se les acusa de sendos delitos de desórdenes públicos y coacciones

Uno de los detenidos es trasladado por agentes el pasado viernes.
Uno de los detenidos es trasladado por agentes el pasado viernes.CRISTÓBAL MANUEL

Las seis personas detenidas el pasado viernes acusadas de participar en las acciones de protesta contra el tarifazo en el transporte público quedaron en libertad el día siguiente al descartar el juez del Juzgado de Instrucción nº 30 de Madrid la aplicación de medidas cautelares. Tampoco se les ha impuesto fianza.

Las acusaciones que pesan sobre ellos son sendos delitos de desórdenes públicos y de coacciones. El juez ha acordado también inhibirse en favor del juzgado nº 12, que es el que investiga los actos de sabotaje y el que ya tomó declaración a los detenidos tras la primera protesta, registrada el pasado 25 de abril.

Aquel día, varias personas accionaron a la misma hora el freno de seguridad en 13 convoyes de nueve líneas de metro cuando estos estaban parados en las estaciones. El segundo, que quedó en una intentona irrelevante, se produjo el 8 de mayo, y el tercero y último, el 29 de mayo. Entonces se forzó el freno de 10 convoyes de siete líneas. En ninguno de los actos de protesta hubo ni heridos ni altercados.

Cuatro de los detenidos el viernes son estudiantes y dos, miembros del grupo de hip hop Me cago en tu padre —sus alias son El Niño Maldito y Cálido Leamo—. Tienen una media de edad de 25 años, dos son de Madrid, uno de Navarra, uno de Murcia y dos de Canarias.

El gran despliegue policial que precedió a las detenciones fue muy censurado en redes sociales y sorprendió a los propios detenidos, según explicó a EL PAÍS su abogado, Erlantz Ibarrondo. "Están asombrados con todo el despliegue policial que se ha montado para detenerlos. Creen que ha sido desproporcionado y que no responde a los delitos que se les imputa".

Los seis, con edades entre 20 y 27 años, están acusados de desórdenes públicos —un delito que suele quedar en multa si no hay antecedentes por hechos similares pero también en una pena de seis meses hasta cinco años de prisión si se considera que causaron "un grave daño para la circulación ferroviaria", como sostiene Metro de Madrid en su denuncia.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

F. Javier Barroso

Es redactor de la sección de Madrid de EL PAÍS, a la que llegó en 1994. También ha colaborado en la SER y en Onda Madrid. Ha sido tertuliano en TVE, Telemadrid y Cuatro, entre otros medios. Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, está especializado en Sucesos y Tribunales. Además, es abogado y criminólogo.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS