Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aguirre suaviza los recortes para calmar a los médicos

Da "instrucciones" para no obligar a hacer guardias a los facultativos mayores de 55 años

El sindicato mayoritario ha convocado tres días de huelga en protesta por los recortes

Un momento de la reunión del Consejo de Gobierno en Aranjuez. Ampliar foto
Un momento de la reunión del Consejo de Gobierno en Aranjuez.

Esperanza Aguirre ha tendido la mano esta mañana a los médicos madrileños, en pie de guerra contra los nuevos recortes contemplados en la modificicación de los presupuestos anunciada hace justo una semana. A este colectivo ha asegurado Aguirre que, "en ningún caso, para nadie, la bajada del sueldo de los funcionarios de la Comunidad de Madrid pasará del 3,3%" y todavía ha sido más clara al respecto: "El consejero de Sanidad [Javier Fernández-Lasquetty] tiene instrucciones de que, en ningún caso, la pérdida del nivel adquisitivo pase del 3,3% de los trabajadores". Lasquetty, por tanto, deberá hacer "ajustes" en la redacción del proyecto de ley presentado en la Asamblea de Madrid en lo que respecta a las guardias de los médicos mayores de 55 años. 

El "que quiera trabajar y no hacer guardias puede hacerlo" y el que quiera cambiar de opinión y hacer guardias "también puede hacerlo" sin perder nómina, ha afirmado Aguirre. Sus palabras contradicen la redacción del proyecto de ley, que en su artículo 13 suspende unilateralmente un acuerdo de 1997 según el cual los médicos mayores de 55 años dejan de hacer guardias y, a cambio, y para no perder retribución, pasan a hacer unos "módulos de actividad compensatoria", que consisten básicamente en trabajo de tarde en la consulta. El proyecto de ley suponía que los médicos mayores de 55 dejaban de hacer esas horas de tarde y dejaban por tanto de cobrar el complemento (entre 800 y 1.000 euros mensuales brutos). Si querían mantener su sueldo, la única opción era hacer guardias de fin de semana (diurnas).

El consejero Javier Fernández Lasquetty se ve obligado, por tanto, a reunirse con el sindicato mayoritario entre los facultativos, Amyts, y cambiar el artículo. En Amyts aseguran que nadie se ha puesto en contacto con ellos aún para negociarlo y continúan con sus planes para llevar a cabo una huelga de tres días a final de mes. Una portavoz de Sanidad aseguró que aún no está decidido cómo se va a acatar la orden de la presidenta. Si, por ejemplo, se anulará el apartado, redactado así: "1. Quedan suspendidos en la Comunidad de Madrid los apartados tercero a séptimo, ambos inclusive, del Pacto de 23 de julio de 1997 suscrito en el ámbito del INSALUD con las Organizaciones Sindicales. El personal que viniera realizando módulos de Atención Continuada en aplicación de este Pacto, a partir de la entrada en vigor de la presente ley dejará de realizar los correspondientes módulos y de percibir las retribuciones inherentes a los mismos.

Los médicos consideran que Aguirre les ha "declarado la guerra" porque es "el colectivo que sufre el mayor recorte". Según cálculos del mayor sindicato que los agrupa, Amyts, los médicos han perdido desde 2008 entre el 25% y el 30% de su poder adquisitivo, a los que se suma ahora la nueva rebaja de sueldo. En consecuencia, Amyts decidió convocar huelga de médicos en los hospitales y centros de salud. Se llevará a cabo los días 26, 27 y 28 de junio. En cada una de esas jornadas, tendrá tres horas de duración: en el turno de mañana, de ocho a once, y en el turno de tarde, de tres a seis. El sindicato convocante es el mayoritario, Amyts. El otro sindicato médico, Sime (federado en CSIT), no apoya los paros.

Aguirre ha aludido hoy incluso a su salud personal para intentar desactivar estos paros. "Yo tengo en el mayor aprecio, en mi mente y corazón, a los médicos madrileños, que me han salvado de una enfermedad muy grave", ha dicho. "Lo último que quiero es que no estén contentos conmigo", ha remachado.

El sector médico sostiene que, aunque la rebaja de sueldo de los funcionarios es del 3,3%, a estos profesionales la bajada final es superior puesto que afecta a los complementos, que forman la mayor parte de la nómina. La presidenta regional, que superó un cáncer de mama, ha reconocido esta situación y ha señalado que ha dado instrucciones a Lasquetty para que hagan un "ajuste". "Es cierto que en la decisión de bajadas de sueldos generales puede haber diferencias entre, por ejemplo, los que son laborales, que no tienen un sueldo base y unos complementos sino un sueldo total, y el 3,3% les afecta de manera lineal, y quienes tienen mucho sueldo y pocos complementos o poco sueldo y muchos complementos", ha dicho.

Los médicos pertenecen a este segundo grupo, con el sueldo más bajo y más complementos, por lo que Aguirre ha señalado que "habrá que ajustarlo". En este punto, ha matizado que está la excepción de los políticos, a los que la rebaja de sueldo alcanza el 10%. Por ello, ha insistido en que Hacienda o personal "tendrán que hacer los ajustes que sean, incluso a nivel individual" para que "a nadie en el total de la nomina, por el hecho de tener más complementos porcentualmente que el sueldo, les suponga eso".

Una de las medidas que el Gobierno regional quiere aprobar con la modificación del proyecto de ley de Presupuestos afecta a los médicos mayores de 55 años, que desde 1997, cuando aún existía el Insalud, están exentos de hacer guardias. Para compensar la pérdida económica que les supone dejar de hacerlas, se establecieron unos "módulos de actividad compensatoria", básicamente, el trabajo de tarde en consulta. El proyecto presentado el jueves pasado anula unilateralmente aquel acuerdo de 1997. Al respecto, la presidenta de Madrid ha afirmado que "aquel médico mayor de 55 años que quiera trabajar y no hacer guardias podrá hacerlo. Y aquel que quiera hacer las guardias también podrá hacerlo". "No tienen por qué ver afectada su nómina más allá del 3,3%", ha reiterado. En realidad, nadie les obliga a hacer guardias pero, al eliminar las horas de tarde, perderán entre 800 y mil euros al mes.

Sobre el segundo colectivo que amenaza con movilizaciones, los trabajadores de Metro, Aguirre ha señalado que no tiene "por qué opinar del derecho de huelga" de los empleados del suburbano. "Sí les diré que hemos transmitido a los representantes de la empresa que la bajada del 3,3% se haga en el capítulo 1, es decir, en los complementos", ha indicado. La forma en que ese descuento afecta a cada empleado "es una cuestión que decidirán los representantes de la empresa y los representantes de los trabajadores", ha añadido Aguirre.